INTERNACIONAL

Amal Clooney arranca a la ONU una resolución histórica en la lucha contra el ISIS

Un equipo de investigadores analizará los crímenes de guerra y el genocidio aplicado en Irak, especialmente contra la minoría yazidí. La abogada ha sido una de las principales impulsoras del proyecto.

22/09/2017 12:56 CEST | Actualizado 22/09/2017 17:42 CEST
Brendan Mcdermid / REUTERS
La abogada Amal Clooney (derecha) y la activista yazidí Nadia Murad, durante la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU de ayer en el que se aprobó la resolución.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado la creación de un equipo que apoyará los esfuerzos de Irak en la investigación de los crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio cometidos por el grupo terrorista Estado Islámico (EI, ISIS, Daesh) en ese país.

La resolución que da luz verde a esta medida se puede calificar de histórica, porque es la primera firme que sirve como herramienta para castigar a los yihadistas y proteger a sus víctimas. Y si alguien ha peleado para que se apruebe esa es Amal Clooney. La reputada abogada especializada en Derecho Internacional -y, sí, también, conocida por el gran público como la esposa del actor George Clooney- ha representado durante el último año a la activista Nadia Murad, una víctima del Daesh de 24 años que ha estado ya nominada incluso al Premio Nobel de la Paz y que se ha convertido en el símbolo de la lucha contra los extremistas. Por eso ayer, en Nueva York, ambas estaban en primera fila de la reunión con Consejo, al nivel de los mandatarios de Irak, porque su incansable pelea ha sido decisiva para esta conquista.

Según la resolución aprobada por unanimidad por los 15 miembros del Consejo, el equipo que investrigará estos crímenes estará dirigido por un asesor especial que será nombrado por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, informó la ONU en su web.

En junio pasado, expertos de la ONU calificaron de "genocidio" las atrocidades cometidas por el EI en Irak y Siria contra los yazidíes, una minoría religiosa de etnia kurda masacrada por los yihadistas por considerarles infieles.

El equipo de la ONU estará integrado por expertos internacionales e iraquíes que trabajarán "en igualdad de condiciones" y tendrá un mandato inicial de dos años.

El Consejo subrayó que el equipo debe actuar "con pleno respeto a la soberanía de Irak y su jurisdicción sobre los crímenes cometidos en su territorio".

PROCESOS PENALES JUSTOS E INDEPENDIENTES

Además, las pruebas de los crímenes del EI recogidas y almacenadas por este equipo en Irak "deben utilizarse eventualmente en procedimientos penales justos e independientes llevados a cabo por tribunales nacionales competentes, con las autoridades iraquíes competentes como destinatarios principales".

Según la resolución, otro Estado miembro podrá solicitar al equipo que recopile pruebas de los actos cometidos por la EI en su territorio, pero sólo con la aprobación del Consejo de Seguridad, que podrá pedir al Secretario General que someta un mandato separado.

El Consejo pidió al secretario general que estableciera, como complemento de la financiación de las Naciones Unidas, un fondo fiduciario para recibir contribuciones voluntarias para aplicar la resolución.

Actualmente, más de 3.000 mujeres y niños yazidíes siguen secuestrados en zonas de ambos países bajo control del ISIS -se estima que han llegado a ser 100.000 los que se encontraban en esta situación-, que en los últimos tres años ha asesinado a unos 5.000 miembros de esta minoría, mientras unos 400.000 han sido desplazados.

"Me siento abrumada por el apoyo de muchas personas, ONG, países y víctimas; sin la ayuda de todos esto no sería posible", dijo en Twitter Nadia Murad, la representada por Amal Clooney, impulsoras ambas de una extensa campaña para lograr arrancar a la ONU este compromiso. "Ahora nos aseguramos de que quien hizo estos crímenes acabe ante la justicia. Lo más triste era ver que se iban a salir con la suya, con total impunidad, y eso no va a pasar", han dicho a la BBC.

QUIÉNES SON LOS YAZIDÍES

El yazidismo es una religión minoritaria que se remonta al año 2.000 a.C. y que tiene sus orígenes en el Zoroastrismo, es decir, se basa en las enseñanzas del profeta y reformador iraní Zoroastro. Actualmente, no hay una cifra exacta del número de miembros, pero se estima en unas 500.000 personas en Irak, además de otras 200.000 repartidas por el resto del mundo, según la Organización por los Derechos Humanos de los Yazidíes.

Son una comunidad que vive mayoritariamente en la provincia de Nínive, en el norte de Irak, en las regiones de Jabal Sinyar y Shaija, siendo su epicentro la ciudad de Mosul. También hay yazidíes en algunas zonas de Irán, Turquía y Siria.

Creen en los siete ángeles en cuyas manos Dios confió los asuntos del mundo. Pero, para ellos, el más importante es el conocido como Malak Tawus, también llamado el Ángel Pavo Real, que tanto para cristianos como musulmanes representa al diablo, Lucifer o Satanás, por lo que también se les define como "adoradores del diablo".