POLÍTICA

"Con Franco esto sí pasaba": segunda concentración y 'cacerolada' en Cataluña tras la operación contra el 1-O

Los participantes han acampado a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

22/09/2017 08:59 CEST | Actualizado 22/09/2017 09:06 CEST
EFE
Centenares de personas, convocadas por ANC y Òmnium, se concentran ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en protesta por las detenciones.

Más de 200 personas han pasado la noche acampadas frente a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), en protesta por la detención de 14 personas por los preparativos del referéndum del 1-O, según han informado fuentes de las entidades convocantes.

La mayoría de los concentrados ha instalado tiendas de campaña en los parterres del paseo de Lluís Companys de Barcelona, donde han pasado la noche, mientras otros han dormido al raso sobre el césped, algunos provistos de sacos de dormir.

A primera hora de la mañana, los participantes, en su mayoría jóvenes, han empezado a preparar los desayunos para continuar la protesta a lo largo de la jornada.

El ambiente es tanto reivindicativo como festivo, ya que las entidades convocantes han instalado altavoces, desde donde se difunde música de grupos catalanes populares como Txarango, Els Catarres y Lax'n Busto.

Cataluña sale a la calle por el "derecho a decidir"

"CON FRANCO ESTO SÍ PASABA"

La movilización se inició al mediodía de este jueves para rechazar la operación contra la organización del referéndum independentista dirigida por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona y, en algunos momentos, se han llegado a concentrar más de 20.000 personas.

Los concentrados han proferido lemas de actos y protestas soberanistas, como "votaremos", "independencia", "democracia", "las calles serán siempre nuestras", "fuera las fuerzas de ocupación" y "con Franco esto sí pasaba", y se ha añadido "libertad", por los seis detenidos aún bajo arresto.

Los arrestados están acusados de delitos de desobediencia, malversación y sedición, este último castigado con hasta 15 años de prisión, y han pasado a disposición judicial.

Los participantes en la protesta han desplegado una pancarta en la que se leía "Que se vayan. Sin miedo", frente a un cordón policial con agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Civil que protegían el cuartel, y han empapelado las paredes de los aledaños con carteles favorables al referéndum.

Los concentrados se han sumado también a la 'cacerolada' que se ha repetido la noche del jueves en numerosos puntos de la capital catalana, en protesta por la operación policial contra el 1-O. Se ha convocado a través de los servicios de mensajería móviles y las redes sociales.

Las entidades impulsoras de la protesta, la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y Òmnium Cultural, han pedido a los manifestantes que quisieran permanecer en el lugar que, a partir de la medianoche, guardaran silencio por respeto al descanso de los vecinos.