INTERNACIONAL

Yair Netanyahu, hijo del primer ministro israelí, cada vez más polémico

Mensajes con tópicos antisemitas para meterse con adversarios de su padre, insultos a la izquierda, acusaciones a hijos de otros mandatarios y hasta cacas de perro sin recoger...

22/09/2017 21:52 CEST | Actualizado 22/09/2017 21:56 CEST
Thomas Coex / AFP / Getty
Benjamin Netanyahu y su hijo Yair, en una imagen de archivo.

Yair Netanyahu, el hijo mayor del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y su esposa Sara, ha acaparado titulares tras hacer públicas en Facebook, de manera extravagante, sus opiniones políticas y criticar lo que siente como "persecución" a su familia.

El último escándalo fue la publicación de un mensaje con tópicos antisemitas que tituló "la cadena alimenticia" y que mostraba al millonario judío George Soros -mecenas de organizaciones de izquierdas, algunas críticas con Israel y la ocupación- controlando el mundo a través de otras figuras conspirativas, como reptilianos, iluminatis y masones.

Según el meme de Netanyahu, de 26 años, estas figuras controlan al exprimer ministro laborista Ehud Barak, prominente crítico de su padre, y otras personas como al extrabajador de la residencia del primer ministro Meni Naftali, quien demandó a los Netanyahu por maltrato y dio la voz de alarma en el caso en el que Sara es acusada de malgasto de fondos públicos.

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

Este post causó un gran revuelo: fue condenado por la Liga Antidifamación, poderoso lobby judío que supervisa el antisemitismo en el mundo, y también aplaudido por el exlíder del Ku Klux Klan David Duke, antes de ser borrado por Yair.

En agosto también escribió otro mensaje polémico, tras la violencia de Charlottesville en EEUU, cuando señaló que los grupos de izquierdas eran más peligrosos que los neonazis.

"Soy judío, soy israelí, la basura neonazi en Virginia me odia a mi y a mi país. Pero pertenecen al pasado (...). Sin embargo, los matones de Antifa y Black Lives Matter (Vidas Negras Importan) que odian a mi país igualmente, están haciéndose más y más fuertes y muy dominantes en las universidades y vida pública (norte)americana.

A principios de verano hubo otro incidente, denominado por los medios como el de "la caca de perro", en el que una vecina de la residencia oficial acusó a Yair, también vía Facebook, de no recoger los excrementos de la perra de la familia, Kaya, una queja que se difundió profusamente.

El think tank israelí Molad utilizó la ocasión para tildar a Netanyahu de "pretencioso" y "corrupto". Molad decía en su artículo que Netanyahu vive con sus padres en la residencia oficial y va con guardaespaldas financiados por los contribuyentes sin ostentar ningún cargo público.

El hijo del primer ministro reaccionó con otro post acusando a "los izquierdistas" del país de cebarse con su familia y escribió que ningún otro hijo de primer ministro ha sido tan perseguido en Israel, sugiriendo que debían investigar al hijo del exprimer ministro Ehud Olmert y su "interesante relación con un palestino", insinuando una relación homosexual.

Netanyahu también recordó al público que el hijo del expresidente Simon Peres mató accidentalmente a otro soldado en un entrenamiento del Ejército y que el hijo del exprimer ministro Ariel Sharon, Omri, estuvo en la cárcel por corrupción.

La saga continuó con la respuesta de Ariel Olmert y la demanda judicial que Yair Netanyahu interpuso a Molad.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Andrew Gombert / EFE
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y su esposa Sara, rodeados de diplomáticos de su país, a su llegada a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el martes pasado.

¿INFLUENCIA SOBRE SU PADRE?

Yair tenía cinco años cuando su padre fue primer ministro por primera vez, en 1996, y cuando regresó a la presidencia del gobierno en 2009 era un adolescente. Su hermano menor, Avner, de 23 años, es más discreto y apenas aparece en los medios, pero Yair ha optado por un perfil más público.

Hizo el servicio militar en la Portavocía del Ejército, durante el que en diversas ocasiones se hicieron públicas supuestas exigencias de un trato de favor, y luego estudió en la Universidad Hebrea de Jerusalén y fue miembro activo del Likud, el partido de su padre, expresando sus opiniones políticas en diferentes foros.

En las elecciones de 2015, jugó un papel en la campaña electoral y, según informó al diario The Jerusalem Post un miembro del Likud, ofreció "argumentos inteligentes" para que su padre usara durante la campaña. Desde entonces ha habido repetidas informaciones sobre la influencia del hijo sobre el padre.

Netanyahu hijo también ha sido salpicado por las acusaciones de corrupción de su padre: en 2016 un reportaje del Canal 10 de televisión informó que disfrutó de unas lujosas vacaciones en Estados Unidos invitado por el millonario australiano James Packer, una de las personas relacionadas en el Caso 1000, en el que el primer ministro está siendo investigado por aceptar regalos de mayor valor de lo permitido.

El mandatario israelí ha eludido hablar con la prensa sobre su hijo por el post "cadena alimenticia" aunque sí ha dicho con respecto a los regalos que Yair "es un ciudadano privado y Packer un amigo íntimo de la familia".