INTERNACIONAL

Los ultraderechistas de AfD sufren su primera fractura tras su éxito electoral

La copresidenta de la ultraderecha alemana anuncia que no se unirá al grupo parlamentario

25/09/2017 14:30 CEST | Actualizado 25/09/2017 20:20 CEST
REUTERS
La copresidenta de AfD, Frauke Petry, anuncia su decisión a los medios.

La copresidenta de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y uno de los rostros más mediáticos de esa formación política, Frauke Petry, ha anunciado este lunes por sorpresa que no se unirá al grupo parlamentario de su partido en el Bundestag (cámara baja).

Petry, que logró el domingo un escaño por Sajonia y está identificada con el ala más moderada del partido, ha anunciado su decisión en rueda de prensa sin haberla comunicado antes a los otros dirigentes del partido que comparecían junto a ella y se remitió a las diferencias entre los distintos sectores de la formación política.

La copresidenta de AfD, que ha abandonado la sala sin esperar a las preguntas, ha explicado que los disensos dentro del partido no son un problema cuando se está en la oposición, pero sí cuando se quiere llegar al Gobierno, lo que es su objetivo, por lo ha preferido no sentarse en el Bundestag (cámara baja) junto a sus compañeros.

Hay diferencias abiertas en AfD y creo que no debemos callar como una tumba

"Hay diferencias abiertas en AfD y creo que no debemos callar como una tumba", ha señalado la dirigente, quien ha dicho que su fuerza política había actuado en las últimas semanas como un "partido anárquico".

Los caras de sus compañeros dejaron claro que desconocían la intención de Petry de soltar su "bomba", como la ha descrito el copresidente, Jörg Meuthen, el día en el que el partido celebraba su irrupción en el Bundestag como tercera fuerza política, apoyado en el 12,6% de los votos.

Meuthen ha precisado que Petry no había dado "la espalda al partido" y que únicamente había anunciado que no formará parte del grupo parlamentario, de lo que, dijo, tomaban nota. ha rechazado además la existencia de una bipolaridad en el partido, aunque haya quien diga que Petry es la "moderada" y el resto, los "fundamentalistas".

El candidato de AfD en los comicios Alexander Gauland ha recordadoque Petry había tomado su decisión en solitario y ha señalado que no necesariamente habrá otros diputados que vayan a seguir sus pasos.

REUTERS
Los líderes de AfD

Meuthen, Gauland y la otra cabeza de lista del partido, Alice Weidel, se han esforzado en destacar su triunfo electoral y el apoyo logrado de los votantes para convertirse en la voz de la oposición en el Bundestag.

"Haremos una oposición constructiva", ha asegurado Weidel, quien ha comenzado denunciado la falta de base legal para la política de refugiados de la canciller, Angela Merkel, razón por la cual su primera medida será impulsar una comisión de investigación.

Gauland, por su parte, señaló que el éxito de su partido es a la vez la derrota de los demás, sobre todo del bloque conservador de Merkel, "incapaz de gobernar el país de manera sensata".

Aseguró que la AfD representará una "clara oposición" y afirmo que el Bundestag debe hacerse eco de las preocupaciones de la sociedad de este país.

Se refirió asimismo a sus declaraciones de que con la AfD los alemanes recuperarán su país y su pueblo y precisó que se trata de una formulación "simbólica", al tiempo que dijo que forman parte del pueblo alemán todos los que tienen un pasaporte.

"Los votantes no han dado una clara misión", ha dicho Weidel, que ha agregado que la formación del grupo parlamentario es ahora la prioridad, por lo que "no hay tiempo que perder" y "todo lo demás tiene que ir detrás".