INTERNACIONAL

Un muerto y ocho heridos en un tiroteo en una iglesia de Tennessee

El atacante está hospitalizado pero no grave.

25/09/2017 09:24 CEST | Actualizado 25/09/2017 09:27 CEST
AFP

Al menos una persona ha muerto y ocho han resultado heridas, entre ellas el agresor, en un tiroteo ocurrido en EEUU en una iglesia de Antioch, cerca de Nashville (Tennessee). El tirador está hospitalizado.

El suceso ha ocurrido en torno al mediodía de este domingo en la Capilla de la Iglesia de Cristo de Burnette de Antioch, a 15 kilómetros al sureste de Nashville, donde se encontraban unas 50 personas.

En su cuenta de Twitter, el Departamento de Policía de Nashville ha indicado que una mujer ha sido hallada muerta en el aparcamiento de la iglesia y "otros siete inocentes", heridos.

"El pistolero, herido y en el hospital" aunque sus heridas "no constituyen una amenaza para su vida", ha revelado la Policía, al puntualizar que el atacante, identificado como Emanuel Kidega Samson, de 25 años, entró en la iglesia por la puerta trasera y empezó a disparar "de manera indiscriminada".

Un acomodador del templo que le hizo frente ha resultado también herido por los golpes del agresor. En el forcejeo, el tirador "se disparó a sí mismo" de forma accidental. El acomodador logró salir de la iglesia y cogió un arma de su coche, con la que retuvo al pistolero hasta la llegada de la Policía.

CASI TODOS LOS HERIDOS, MAYORES DE 60 AÑOS

Según el portavoz policial, Don Aaron, el agresor vestía un pasamontañas de neopreno y no parece guardar ninguna relación con la iglesia.

Entre los heridos hay tres mujeres y tres hombres, entre ellos el pastor de la iglesia, Josey Spann, y su esposa, Peggy. Minerva Rosa, quien se hallaba en la parroquia durante el tiroteo, dijo a los medios locales que Spann gritó "¡Corran!" cuando el autor del suceso entró en el templo.

Aunque los feligreses intentaron huir, algunos fueron tiroteados por la espalda. "Nuestra iglesia está formada por gente mayor. No lograron salir", ha explicado Rosa, con un vestido azul manchado de sangre.

"Todos los heridos, excepto uno, tienen más de 60 años de edad", han confirmado los bomberos. "Los miembros de la iglesia no heridos están en un lugar seguro", han añadido.