ECONOMÍA

El Gobierno retrasa 'sine die' el proyecto de ley de Presupuestos de 2018 ante la crisis en Cataluña

Cristóbal Montoro asegura que habrá nuevas cuentas "con certeza", aunque "no tenemos fechas y no debemos establecer un calendario".

26/09/2017 17:01 CEST | Actualizado 27/09/2017 07:51 CEST
EFE
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El Gobierno agota los tiempos. Tampoco este viernes 29 el Consejo de Ministros aprobará remitir a las Cortes el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), después de que retrasara este trámite ya una anterior vez en la sesión del 22 de septiembre pasado.

La razón: el PNV ha dicho por activa y por pasiva que ni le ocupan ni le preocupan los PGE ante la actual crisis política en Cataluña. Y es que los nacionalistas vascos se niegan a dar el apoyo al Gobierno antes de saber cómo va a resolver la situación en Cataluña. Es decir: le han dicho al Ejecutivo con sus cinco diputados que no cuenten, de momento. Y estos cinco son imprescindibles para aprobar las cuentas en el Parlamento.

Así lo ha confirmado el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en los pasillos del Senado antes de intervenir en el Pleno de la Cámara Alta. Un retraso sine die podría llevar a la prórroga de las cuentas de 2017, aunque el Gobierno ha dejado este tema en el aire.

"Preferimos tener seguridad en los apoyos antes de aprobarlos en el Consejo de Ministros y remitirlos al Congreso de los Diputados", ha dicho Montoro, quien además ha explicado que de no estar aprobados los presupuestos el 1 de enero de 2018 se prorrogarán automáticamente, como establece la Constitución, hasta que se aprueben los nuevos y se apliquen de forma retroactiva."Va a haber presupuesto pero no tenemos las fechas y no queremos establecer calendario", ha destacado Montoro, al tiempo que ha subrayado que "los habrá con toda certeza".

TRABAJANDO EN ELLO

El ministro de Hacienda ha insistido en la idea de que el Gobierno "sigue negociando" para conseguir dichos apoyos porque "obviamente" la obligación de "un Gobierno en minoría", ha recordado, es recabar respaldos.

Sobre el apoyo del PNV, Montoroha invitado al resto de fuerzas políticas, incluido el PSOE e Unidos Podemos, para que se sumen a su aprobación ya que contendrán, entre otras cuestiones, "subidas salariales para funcionarios y oferta de empleo público", así como una nueva financiación para las administraciones territoriales, ha indicado. El 1 de enero, ha insistido el ministro, "en todo caso" habrá presupuestos, que serán los de 2017 ya que en España "no se produce ningún vacío" en ese sentido.

LA VENTOLERA VENIDA DE CATALUÑA

La falta de consenso y la ventolera venida de Cataluña, donde la Generalitat pretende celebrar un referéndum ilegal de autodeterminación el domingo 1 de octubre, empujan al Gobierno a apretar los plazos de la Ley por segundo año consecutivo. La interinidad del Ejecutivo en funciones llevó a prorrogar los de 2016 hasta que las cuentas de 2017 fueron aprobadas siete meses después de la fecha prevista, en abril pasado.

El último día para que el Gobierno pudiera aprobar en plazo el proyecto de ley de Presupuestos coincide paradójicamente con la convocatoria del referéndum ilegal de autodeterminación en Cataluña, el 1 de octubre próximo, cuando se dan los tres meses previos mínimos para la remisión de esta ley a las Cortes.

Montoro ha recordado que sobrepasar el límite del 30 de septiembre que establece la Constitución para remitir al Congreso los Presupuestos ha ocurrido "con mucha frecuencia", de forma que se han aprobado incluso habiéndose iniciado los siguientes ejercicios, al ser algo que "depende de la formación de Gobierno y sus condiciones".

"Hay precedentes y antecedentes de todos" los supuestos, ha insistido Montoro, quien ha explicado que la Constitución establece que, en caso de que no haya PGE para el año siguiente, quedarían automáticamente prorrogadas las cuentas públicas del año anterior, lo que supone "una garantía para todos", dado que en España "no puede producirse una situación de ausencia de Presupuestos como en otros países", en los que cuando no hay capacidad política para aprobar los PGE se produce un "vacío".

LAS OPCIONES PARA LOS PRESUPUESTOS

Además, ha afirmado que, aún teniendo en cuenta que se puedan aprobar los Presupuestos en el Consejo de Ministros de la próxima semana, incluso "cabe perfectamente una tramitación que haga que el nuevo proyecto de PGE de 2018 entre en vigor incluso en enero de 2018".

Esta opción supondría que la aprobación de los Presupuestos se produciría este año y no sería necesaria la prórroga de las cuentas publicas de 2017.Por el contrario, si los PGE del próximo año se aprueban habiendo comenzado el ejercicio 2018, algo que ha ocurrido "en varias ocasiones", se prorrogarían las cuentas públicas de 2017 con carácter retroactivo desde el 1 de enero y "no pasa nada", tal y como ha sucedido este mismo año.

Al descartarse su aprobación y presentación en el Congreso esta semana, la prórroga de los Presupuestos no es automática, ya que, según el artículo 134.4 de la Carta Magna, las cuentas públicas solo se prorrogan en caso de que la Ley de Presupuestos no se aprobara antes del primer día del ejercicio económico correspondiente (el 1 de enero de 2018, en este caso).

De esta forma, el Gobierno seguirá negociando para cerrar la negociación y recabar los apoyos suficientes para aprobar los Presupuestos, que espera que sean al menos siete, los mismos que ya respaldaron el techo de gasto de 2018: PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canarias y Nueva Canarias. Si no los consigue aprobar en las próximas semanas, para que haya margen temporal para su tramitación en las cámaras, su aprobación se aplazaría a 2018, y en este caso se tendrían que prorrogar los Presupuestos de 2017 con carácter retroactivo desde el 1 de enero.

HABRÁ PRESUPUESTOS "CON CERTEZA"

Preguntado sobre si el PNV prestaría su apoyo a los Presupuestos si se avanza en la situación en Cataluña, Montoro ha aseverado que "a estas alturas creo que va a haber Presupuestos". "No tenemos las fechas, no debemos establecer un calendario, pero habrá nuevos Presupuestos del Estado con toda certeza", ha apostillado.

En este sentido, ha añadido que todos son "conscientes de la situación que estamos viviendo", y las "condicionalidades que suponen para cada grupo parlamentario", por lo que "una vez que se supere tendremos los Presupuestos posibilitados para 2018".

LOS CINCO IMPRESCINDIBLES

Alertado por una eventual parálisis presupuestaria, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió este lunes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, la abstención de los diputados socialistas para aprobar los PGE de 2018 y así no "bloquear la estabilidad" de España ante el reto independentista.

Con todo y sin esa abstención, el Gobierno volvería a necesitar el favor de 176 diputados, los votos al menos de los 134 diputados de PP, los 32 de Ciudadanos, los cinco de PNV y los de UNP, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias hasta los 176 síes que aprobarían las cuentas.

El portavoz en el Congreso del PNV, Aitor Esteban, ha reiterado este martes que en este momento, dada la "crisis institucional de primer orden" que hay en el contexto nacional con el desafío independentista en Cataluña, "no se dan las circunstancias para entrar en diálogo" con el Gobierno sobre los PGE. Y ha considerado "frívolo" el interés en sacar adelante las cuentas con la actual gravedad del problema catalán. "Sería frívolo, termina el plazo si, pero con una crisis de Estado e institucional de primer orden, ¿nos preocupan los presupuestos? (...) el PP tiene que preguntarse qué es necesario para hablar", ha explicado Esteban en una entrevista con la Cadena SER.

IRFP, IVA Y SALARIO DE LOS FUNCIONARIOS EN EL AIRE

Los Presupuestos del próximo año ya contaban con el apoyo de Ciudadanos, que pactó incluir una rebaja del IRPF para que el impuesto no lo pagaran las rentas inferiores a 14.000 euros. Las cuentas también debían incorporar una ampliación de la baja de paternidad de las cuatro semanas vigentes a las cinco. Todas estas medidas quedan ahora en el aire. Sin Presupuesto, también queda comprometida la rebaja del IVA a las entradas de cine, del 21% al 10%, que entraría en vigor en 2018.

Es cierto que el Congreso podría aprobar al margen del trámite presupuestario, cambios legales para que el primero de enero se aplicara ya la rebaja del IRPF o se ampliara el permiso de paternidad. Sin embargo, la intención de Hacienda es vincular estas medidas a la aprobación de las cuentas.

En todo caso, la prórroga de las cuentas podría venir acompañada de decretos leyes sobre medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para adelantar la entrada en vigor de todos estos temas pendientes.