INTERNACIONAL

Las mujeres podrán conducir al fin en Arabia Saudí

Se va a crear un órgano de estudio que delimitará cómo aplicar este derecho, que entrará en vigor en el verano de 2018.

26/09/2017 21:30 CEST | Actualizado 26/09/2017 21:56 CEST
Faisal Al Nasser / REUTERS
Una mujer conduce en Arabia Saudí, en 2013, una imagen muy extraña y arriesgada en el país del Golfo.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, ha ordenado por sorpresa emitir permisos de conducir para las mujeres, que hasta el día de hoy tenían prohibido ponerse al volante de un vehículo en el ultraconservador país musulmán.

La agencia oficial de noticias saudí, SPA, informó de que la orden real entrará en vigor el próximo mes de junio de 2018, pero no ofreció más detalles sobre su aplicación.

Sí ha trascendido que el monarca ha establecido la creación un comité formado por los Ministerios de Interior, Hacienda, Trabajo y Desarrollo Social, para que presente sus recomendaciones sobre el polémico asunto en un plazo máximo de de 30 días y decida cómo aplicar la directiva del rey y homologar la norma de tráfico para que incluya a las mujeres "con igualdad" respecto a los hombres.

La decisión fue tomada después de que la mayoría de los miembros de la Autoridad de los Ulemas del reino no se opusiera a que las mujeres conduzcan, dentro de "las garantías de la sharía (ley islámica) para evitar (los) problemas" que pudieran surgir. Asimismo, la orden se basa en "las consecuencias negativas de no permitir a la mujer conducir un vehículo y las previsibles ventajas de permitirle" hacerlo, de acuerdo con SPA. Según abunda la edición en árabe de Al Arabiya -la competidora saudí de la qatarí Al Jazeera-, las mujeres podrán conducir, pues, siempre que se mantenga la "integridad" de la comunidad.

Esta medida, indica EFE, se enmarca en las reformas que lleva a cabo el rey Salman desde su llegada al trono en 2015, que han supuesto pequeñas mejoras para las mujeres saudíes, que aún así siguen sujetas a un sistema de tutoría del hombre.

ASÍ ESTÁN LAS COSAS

Las saudíes no pueden conducir actualmente, no, necesitan contar con un conductor privado o un familiar varón que las ayudara en sus desplazamientos. Este veto fue adoptado formalmente en 1990 pero lleva en vigor desde que manda la absolutista familia real, ya que es una prohibición clara de la doctrina wahabí, la mirada fundamentalista sobre el Islam que impera en el país y que con tanto éxito Riad ha exportado a todo el mundo.

Lo que se busca, dicen sus defensores, "es cuidar a las mujeres porque, si condujeran, tendrían que destapar sus caras y dejarían sus casas por más tiempo, por lo que correrían peligro". Ya ni hablamos de tener que discutir -o al menos interactuar- con un hombre en el hipotético caso de que se produzca un accidente de tránsito.

Escasas son las voces -masculinas- que se plantean la posibilidad de buscar excepciones, como una emergencia médica. Así que las mujeres llevan años lanzando, de cuando en cuando, ofensivas en redes sociales para intentar hacer mella en las duras cabezas de sus mandatarios. Son conocidos los vídeos de mujeres conduciendo a escondidas, como la de la foto que abre esta información.

En el caso de los viajes, para desplazarse fuera de la ciudad donde reside la mujer debe contar con una autorización expresa de su marido o tutor legal. En los últimos años, se ha abierto un poco la mano y en algunos lugares se permite a las mujeres que se hospeden en hoteles sin una carta de un guardián masculino.