POLÍTICA

Puigdemont convoca la Junta de Seguridad de Cataluña en respuesta a las órdenes de la Fiscalía

Interior confirma que mandará a sus representantes, pese a que no comparte la manera unilateral en que se ha promovido la cita, un "evidente" defecto de forma.

27/09/2017 13:19 CEST | Actualizado 27/09/2017 20:06 CEST
REUTERS
Carles Puigdemont, el president catalán, ayer durante la reunión de su gabinete en Barcelona.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha convocado para mañana a las 12.00 horas la Junta de Seguridad de Cataluña, sin previo acuerdo con el Gobierno, para tratar de la coordinación del dispositivo policial al que la Fiscalía ha encargado impedir el referéndum del 1 de octubre.

Según han informado fuentes del gobierno catalán, Puigdemont, el único miembro de la Junta que tiene potestad para convocarla dado que la preside, ha fijado para mañana la reunión de ese órgano, pese a desconocer de inicio si al mismo asistirían representantes del Ministerio de Interior.

Fuentes del departamento que comanda Juan Ignacio Zoido han informado a la agencia EFE de que su personal acudirá a la reunión, a pesar de que se ha fijado sin respetar los procedimientos formales y con un "evidente" defecto de forma. Irá a esta cita "en aras a la responsabilidad y velando siempre por la convivencia pacífica y seguridad de todos los catalanes", sostienen, aunque no haya existido acuerdo previo con el Gobierno y se trate de la primera vez en la historia que se convoque la junta "violentando los procedimientos formales".

De hecho, recuerdan desde el Ministerio las juntas de seguridad -el órgano de coordinación policial- se convocan siempre después de que los participantes en la misma fijen un orden del día que además tiene que ser pactado, lo que en este caso no ha sucedido, por lo que la convocatoria del Gobierno de la Generalitat se ha realizado "con un evidente defecto de forma".

Artículo 164.4 del Estatut

La Generalitat participa, mediante una Junta de Seguridad de composición paritaria entre la Generalitat y el Estado y presidida por el Presidente de la Generalitat, en la coordinación de las políticas de seguridad y de la actividad de los cuerpos policiales del Estado y de Cataluña, así como en el intercambio de información en el ámbito internacional y en las relaciones de colaboración y auxilio con las autoridades policiales de otros países. La Generalitat, de acuerdo con el Estado, estará presente en los grupos de trabajo de colaboración con las policías de otros países en que participe el Estado.

UNA RESPUESTA A LA FISCALÍA

El presidente catalán ha convocado de forma unilateral este órgano de coordinación en el ámbito de seguridad a tan solo cuatro días del referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional, tras los recelos de los Mossos d'Esquadra ante las órdenes que les da la Fiscalía Superior de Cataluña para impedir la votación.

La última reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña se celebró, tras años de desencuentros, el pasado 10 de julio, y en ella el Gobierno y la Generalitat acordaron integrar a los Mossos d'Esquadra en el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo (CITCO) y la Mesa de Evaluación del riesgo terrorista.

La celebración de esta cumbre se produjo tras meses de discrepancias entre el Ministerio y la consellería de Interior a la hora de intentar pactar una fecha, hasta el punto de que el propio Puigdemont llegó incluso a convocarla unilateralmente para el 3 de julio, si bien finalmente se acordó con Madrid llevarla a cabo siete días después.

La decisión de Puigdemont de convocar para mañana la Junta de Seguridad, sin tener un acuerdo previo con el Ministerio de Interior, se ha producido pocas horas después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya acordado mantener por el momento a Diego Pérez de los Cobos, alto cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad, en la coordinación del dispositivo policial para impedir el referéndum del 1-O.

El mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, asistirá este mediodía a una reunión de coordinación con los mandos policiales en Cataluña convocada por la Fiscalía Superior de Cataluña, en la que tiene previsto mostrar su preocupación por la instrucción del Ministerio Público que les ordena precintar los colegios electorales, al entender que esta medida puede comportar problemas de orden público.