POLÍTICA

El Tribunal de Cuentas da a Mas hasta el 20 octubre para abonar la fianza de 5,2 millones

De no hacerlo, le advierte de que le serán embargados sus bienes.

28/09/2017 21:47 CEST | Actualizado 28/09/2017 21:50 CEST
Jaume Sellart / EFE
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, durante el acto celebrado por el PDeCAT en Tarragona en favor del sí en el 1-O, el pasado 27 de septiembre.

El Tribunal de Cuentas ha dado de plazo hasta el 20 de octubre al expresidente catalán Artur Mas para abonar la fianza de 5,2 millones de euros que le fijó por el desvío de dinero público para la consulta soberanista del 9 de noviembre, y de no hacerlo le advierte de que le serán embargados sus bienes.

En un escrito notificado hoy, el tribunal fija así el límite del plazo de 15 días hábiles que tiene Mas para pagar, el mismo en el que deberán abonar sus respectivas fianzas la exconsellera Irene Rigau (máximo de 3 millones de euros), el exconseller Francesc Homs (2,1 millones) y para la exconsellera Joana Ortega (800.000 euros).

De acuerdo con la ley, el tribunal da a Mas, Rigau, Homs y Ortega dos vías para abonar la fianza: que la ingresen en una cuenta que se les comunica en la providencia para posibilitar el archivo de las actuaciones o que la depositen en espera de la resolución de la causa.

En el caso de que no puedan abonarla en metálico, se les da la opción de que la afiancen mediante un aval bancario y ofreciendo bienes a embargar, para lo que deberán aportar el original del aval o del título de propiedad de esos bienes.

El Tribunal de Cuentas fijó el pasado lunes estas fianzas, que corresponden al coste del 9N, y las dividió en varios bloques asignando una partida económica de responsabilidad a cada uno de los ex altos cargos, si bien Artur Mas aparece en todos y por ello se le considera "máximo y último responsable".

Al igual que Mas, cada una de las personas que aparece en estos bloques tendrá que responder de forma "solidaria".

Esta notificación puede ser recurrida hasta el próximo 5 de octubre por los afectados ante la Sala de Justicia del Tribunal de Cuentas, pero ello no impide, según destaca la resolución, que se suspendan las actuaciones y por tanto el plazo sigue corriendo aunque los abogados de Mas y de los ex altos cargos investigados recurran, tal y como han anunciado que harán.

Artur Mas declara por el 9-N