TENDENCIAS

Si cambiara de programa, Bertín Osborne querría presentar 'Cuarto Milenio'

¡Qué miedo!

28/09/2017 11:31 CEST | Actualizado 28/09/2017 12:40 CEST
TELECINCO

El miércoles 27 de septiembre, Bertín Osborne acudió a la casa de Jesús Calleja en León para su programa Mi casa es la tuya, de Telecinco. Allí conoció a la familia del mediático aventurero —sus padres, su hermano y su hijo adoptado, Ganesh— y charló con él sobre sus viajes, su vida y su anterior faceta de peluquero, gracias a la cual llegó incluso a ganar varios premios.

Pero las preguntas no fueron solo para Calleja. También viajaron en la otra dirección, puesto que el aventurero tuvo la oportunidad de sacarle cierta información a Osborne. En los últimos minutos del programa, ambos jugaron a la Jenga y quien fallaba recibía una pregunta del otro. Así, Osborne le preguntó al invitado si participaría en Supervivientes, a lo que Jesús Calleja contestó con humor: "Eso es muy flojo para mí. Yo veo Supervivientes, me gusta, pero necesito más". Entre otras cosas, el expeluquero contó que había llegado a estar dos meses y medio sin ducharse. Pero, gracias a sus preguntas, el público supo un par de cosas de Osborne que no eran conocidas hasta ahora.

Así, Calleja le preguntó a Bertín Osborne si era celoso, a lo que dijo que "para nada, cero". "El día que tenga celos me quito del medio", respondió. Además, el aventurero fue por su faceta televisiva: "Aparte de tu programa, ¿qué otro programa de televisión te gustaría o te hubiera gustado presentar?". La respuesta del cantante de rancheras no pudo ser más sorprendente: "¿Sabes cuál me gustaría, me divertiría? El de Iker Jiménez". Calleja se quedó a cuadros con la confesión de que Bertín se postulaba para Cuarto Milenio, y hasta el presentador le preguntó que qué le pasaba. "No te lo ibas a tomar en serio...", le contestó. "Pero tú no sabes lo en serio que me tomo yo eso", contestó Bertín, efectivamente muy serio.

Calleja se despidió con un zasca para el presentador, después de que éste le preguntase cuándo se iba a quitar sus mechas rubias. "¿Sabes por qué tengo mechas?", le contestó su invitado. "¡Porque tengo pelo, no como otros!".