TENDENCIAS

Almudena Cid explica cómo Cristian Gálvez (no) le ayudó a superar su retirada

😍

29/09/2017 16:30 CEST | Actualizado 29/09/2017 16:35 CEST
Getty Images
Almudena Cid, en un evento en Madrid el 12 de septiembre de 2017.

Almudena Cid colgó las punteras en agosto de 2008 al terminar los Juegos Olímpicos de Pekín. Fue en ese momento cuando decidió despedirse de su carrera deportiva, una decisión que no fue fácil y que le llevó a enfrentarse a una etapa de transición todavía más complicada.

De esa etapa ha hablado en múltiples ocasiones y la última ha sido este jueves 28 de septiembre al recoger el Premio de Honor en la tercera edición de los Premios Patrocina un Deportista. Cid, que en 2009 obtuvo la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, se subió al escenario para pronunciarse un inspirador discurso y dedicarle el premio a todos aquellos que "han afrontado con valentía su transición, que han sabido no escuchar lo que debían hacer y que han escuchado lo que sí sentían que tenían que hacer".

Lo dijo después de contar que no fue sencillo saber hacia dónde orientar su carrera y que su marido, el presentador Christian Gálvez, tampoco le sirvió inicialmente de apoyo. "Quiero nombrar a mi marido, que no está aquí, porque en la transición no supo ayudarme", dijo justo antes de aclarar: "Era un momento desesperado para mí porque no sabía muy bien cómo afrontarlo y él me dio una de las mejores ayudas, que fue darme cuenta de que la solución la tenía yo misma y ahora disfruto de cómo me mira y del orgullo con el que lo hace después de haber compartido esa situación".

"Necesité muchos años para volver a encontrar mi esencia, para volver a sentirme competente y para volver a sentirme especial", reconoció Cid, quien evitó tomar el camino supuestamente lógico: convertirse en entrenadora. "¿Por qué no hacer algo que no es lo que es lo lógico para los demás? ¿Por qué no transmitir mi experiencia a través de otro lugar como es la escritura o por qué no dedicarme a otra profesión como es la interpretación?".

En eso ha centrado Cid su carrera durante los últimos nueve años y es lo que la ha llevado a enfrentarse a nuevos prejuicios. Si con 20 años era "la abuela de la gimnasia", ahora escucha en los castings que no vale por su pasado. "Pero no me tengo que enfrentar a la edad, que es algo que le preocupa mucho a las actrices pero a mí me tranquiliza mucho ver a mujeres encima del escenario".

Las palabras de este jueves no son las primeras que Cid le dedicó a Gálvez, ni viceversa. La pareja, casada desde 2010, ha proclamado públicamente su amor en distintos momentos y distintos escenarios, aunque el plató de Pasapalabra ha sido el más mediático por partida doble. En 2016 el presentador la hizo llorar y un año después Cid le devolvió la jugada.

Getty Images