NOTICIAS

Este año hidrológico ha sido el más seco desde hace un lustro

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha registrado un 14% menos lluvias respecto al ejercicio anterior.

29/09/2017 19:29 CEST | Actualizado 29/09/2017 19:29 CEST
EFE

El año hidrológico, que comenzó el pasado 1 de octubre de 2016 y que terminará este sábado 30 de septiembre, llega a su fin con un 14% menos lluvias de lo normal hasta el 26 de septiembre, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y sin precipitaciones significativas hasta este sábado, por lo que "no cambiará demasiado".

Se trata del peor ejercicio del último lustro, aunque la escasez de lluvias no ha alcanzado a ejercicios como el de 2011-2012, con un 30% menos de precipitación o el de 2004-2005, con un 40% menos de lluvias, el peor desde 1947.

Según ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) Rubén del Campo a Europa Press, a falta de cerrar todos los datos, este año ha llovido en torno a un 14% menos del valor normal, lo que supone nueve puntos porcentuales menos que el año hidrológico anterior, que terminó con un 5% menos de lluvias de lo normal.

"Falta tener todos los datos para precisar si el carácter de este año hidrológico ha sido seco o muy seco", ha comentado del Campo que destaca que las zonas con mayor déficit hídrico han sido las del noroeste peninsular y Canarias, frente al superávit del este de la Península.

En concreto, ha dicho que hasta el 26 de septiembre el valor medio nacional de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre alcanza los 550 litros por metro cuadrado, es decir un 14% menos que el valor normal, que son 640 litros.

Además, ha dicho que entre el 20 y 26 de septiembre, las precipitaciones afectaron a zonas del norte, noreste y centro peninsulares, a áreas del Levante y a las Islas Canarias.

EFE
Detalle de la infografía de la Agencia EFE 'Año hidrológico'

Respecto a las cantidades, ha llovido más de 10 litros por metro cuadrado en la franja norte, desde Galicia hasta Gerona, en puntos del Sistema Central, al norte y noreste de Castilla-La Mancha y sur de Aragón, en alguna zona aislada del sureste de Cataluña y en la Comunidad Valenciana e interior de la isla de Gran Canaria.

Además, se han recogido más de 30 litros por metro cuadrado en el Pirineo de Gerona, en el sur de Teruel, en el interior de Tarragona y Barcelona, en el litoral de Valencia y en zonas de Navarra, donde también se han superado los 40 litros por metro cuadrado.

Del Campo ha destacado las precipitaciones acumuladas en Teruel, 39 litros por metro cuadrado; Fuenterrabía y Molina de Aragón, 19 litros por metro cuadrado; Asturias-Avilés, 17 litros por metro cuadrado; Huesca-Pirineos, 16 litros por metro cuadrado y Oviedo, 14 litros por metro cuadrado.

ZONAS CON DÉFICIT

Por zonas, las cantidades acumuladas no llegan a superar los valores normales en gran parte de la mitad occidental e interior peninsular, en casi toda Cataluña y Teruel, en la mitad norte de Navarra y en la mitad occidental de La Rioja y ha llovido menos del 75% de lo normal en una extensa área que abarca Galicia, Asturias, Cantabria y buena parte de Castilla y León, algunas zonas de Canarias occidental, zonas aisladas de Extremadura e interior de Andalucía.

Asimismo, no ha llovido ni la mitad de los valores normales en el interior de Palencia, en La Gomera y en la mitad oeste de Tenerife.

EFE
El pueblo de Santa Marta, habitualmente cubierto por el agua del embalse de Belesar, cerca de Portomarín, ha quedado al descubierto.

Sin embargo, ha llovido por encima de los valores normales en una amplia franja que abarca desde Castellón hasta el este de Andalucía, en la mitad norte de Aragón, en las Pitiusas y Mallorca, en una zona que va desde Ávila y el oeste de Madrid hasta Ciudad Real, en la mitad occidental del litoral andaluz, en zonas de Huelva y norte de la provincia de Sevilla y en el norte de Fuerteventura y sur de Lanzarote.

En el sur de Almería y en las provincias de Murcia, Alicante y Valencia ha llovido más de un 50% por encima de lo normal y superan en un 75% las cantidades normales en una zona al sur de Alicante.

2017: EL AÑO CON MENOS AGUA EN LOS EMBALSES DE LA DÉCADA

Por otro lado, los datos de la reserva hidráulica de esta semana confirman que el año 2017 es el que menos agua embalsada registra en la última década, el segundo del siglo XXI y el sexto desde el año 1990, por detrás de 2006, 1992, 1993, 1994 y 1995, según datos facilitados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a Europa Press, que señalan que la reserva hidráulica en la semana 39 está al 39,40% de su capacidad total.

Así, los embalses no bajaban del 40% del total desde el año 2005 y por debajo de esa cifra pero por encima del 39,4% actual estuvieron en esta misma semana del año, la número 39, en dos ocasiones, en 2004 (al 39,91%) y en 1991 (al 39,78%).

Los embalses en su conjunto han conocido datos inferiores al 39,40% actual en cinco ocasiones anteriores. Se trata de 2006, cuando estaban al 39,17%; 1992, al 37,37%; 1993, al 36,15%; 1994, al 33,83% y 1995, al 26,38%.

EFE
Vista aérea del Embalse de Belesar, sobre el río Miño a su paso por Portomarin.

En este momento, los embalses de la vertiente atlántica se encuentran al 40,95%, mientras que los de la vertiente mediterránea están al 38,12% del total.

El pasado viernes, el Consejo de Ministros acordó prorrogar la declaración del estado de sequía, aprobada en 2015, en las cuencas del Júcar y del Segura un año más, hasta el 30 de septiembre de 2018. En la misma línea, el 9 de junio de 2017 el Consejo aprobó también otro Real Decreto que declaraba estado de sequía en la cuenca del Duero hasta el 30 de septiembre de 2018.

Esta semana los embalses han perdido 480 hectómetros cúbicos de agua embalsada, lo que representa el 0,9% de su capacidad total, según el MAPAMA, cuyos datos apuntan que en total, los embalses albergan 22.051 hectómetros cúbicos, un 24,45% menos que hace un año y un 26,83% menor que la media de los últimos diez años.

MENOS PRODUCCIÓN HIDRÁULICA

La situación conlleva al mismo tiempo una caída de más del 50% en la producción hidroeléctrica en los primeros ocho meses de 2017 en España respecto al mismo periodo de 2016 debido a la sequía y esto, a su vez se ha compensado con producción de energía a partir de combustibles fósiles, lo que ha disparado las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 36,4% en lo que va de año respecto al mismo periodo de 2016, según datos a los que ha tenido acceso Europa Press de Red Eléctrica de España.

De enero a agosto de 2016 se emitieron un total de 34.672.158 toneladas de CO2 asociadas a la generación, mientras que en los primeros ocho meses de este año, la emisiones alcanzan las 47.317.002 toneladas este año. Al mismo tiempo, la energía producida a partir de carbón durante este periodo ha aumentado un 57,9% respecto a 2016 y la de ciclo combinado (principalmente gas), un 43,1%.