POLÍTICA

La fiesta final de la (no) campaña

Una noche de esteladas, caretas de Piolín, rumbas, "votarem" y con la mente en los colegios

29/09/2017 23:26 CEST | Actualizado 29/09/2017 23:31 CEST
EFE
Acto del independentismo por el 1-O

El eje que forman la avenida de María Cristina, la fuente mágica de Montjuïc, las cuatro columnas de Puig i Cadafalch y el Palau Nacional en Barcelona son un escenario ya emblemático para el independentismo. Allí se cerraron las campañas del 9-N y del 27-S, y este viernes ha acogido la fiesta final de la (no) campaña del 1-O.

El final de una no campaña y el principio de algo que nadie sabe qué será. Esa sensación recorría esta noche entre las decenas de miles de asistentes a este acto de más de cuatro horas, en el que se ha mezclado la música con numerosos parlamentos de políticos y representantes de la sociedad civil. Hoy había que mostrar las ganas de votar, el sentimiento de que no se podrá parar (el sonido de miles de llaves agitándose al aire).

Y es que estos días han supuesto toda una convulsión para Cataluña y España (con Europa en silencio pero atenta a todo). Todo el país sigue digiriendo estas dos semanas de encontronazos políticos, órdenes del Constitucional, detenciones, cruceros con agentes policiales, desobediencias.

"Votarem, votarem" "In-de-pen-den-cia", han gritado los concentrados entre esteladas, caretas de Piolín, grandes banderolas con el 'Sí' y hasta zapatillas 'indepes'. Fiesta con rumba, reggae, grandes focos. Y muchos con la mente puesta en las próximas horas y días: "Ahora aquí, y luego a los colegios", decía una de las concentradas. "Somos un pueblo alegre, pacífico y combativo", arengaba una de las presentadoras desde el escenario.

EFE

Estamos viviendo un momento poliédrico, multipista, lleno de localizaciones, con muchas x en las ecuaciones. A la misma vez que el acto se iniciaba comenzaban a llenarse algunas escuelas que serán punto de votación dentro de un día. La idea es pasar estas dos noches para que no cierren los colegios. La orden de los tribunales es que se cierren el domingo por la mañana, en tanto que el jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha ordenado que se clausuren a las 6.00 de la mañana del 1-O sin violencia. "Ya estamos defendiendo los colegios y demostrando que no tenemos miedo", ha proclamado entre aplausos el líder regional de Podemos, Albano Dante.

DEL "JAC SOC AQUÍ" AL "BIENVENIDOS DEMÓCRATAS"

Pero los 'frontrunners' de esta noche eran Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. Las dos principales cabezas del Govern, los dos grandes ideólogos."Con todos vosotros, el molt honorable presidente", presentaban al president. "¡Puigdemont, Puigdemont!, gritaba el público. Cuarenta años después, ha dicho que se atrevía a decir "Ja soc aquí", como Tarradellas.

El president ha cerrado el acto diciendo que se ha vencido al "Estado autoritario" y sus "amenazas y presiones". Son unas "horas de vigilia" y "momentos emocionantes", ha confesado. Se acerca el "sueño" del domingo, ha continuado entre los aplausos. Y ha añadido que este domingo es una "cita con el futuro, y el lunes, el martes y toda la semana".​​​​​​ "El domingo tenemos que salir de casa vestidos de referéndum, a acabar con el procés y empezar con el progreso", ha proclamado.

Todo esto llegaba después del "¡Persistid!" y "Viva la tierra" de su 'número dos' en el Govern y líder de ERC. Había arrancado con un "buenas noches demócratas", muy propio de este mitin-concierto-festival. Para el republicano, esta es la "causa de la democracia, la justicia y la dignidad". El público levitaba.

EFE

Desde las 19 horas se ha ido llenado la Avenida de Maria Cristina. Los asistentes llegaban habiendo despejado una de las principales incógnitas: cómo serán las urnas. Horas antes el Govern había presentado el modelo en rueda de prensa. Pero todavía nadie sabe dónde estarán. "Parece que las han encargado en China", decía por lo bajo un congregado. Una historia de misterios.

Emoción a flor de piel entre los asistentes cuando sobre el escenario ha aparecido Lluís Llach, que ha cantado emocionado su himno L´estaca. Aplausos, lágrimas en algunos rostros. No se escuchaba en directo desde hace mucho tiempo. Y una dedicatoria del diputado y cantautor a los detenidos en la operación contra el 1-O.

LOS INVITADOS MENOS QUERIDOS: RAJOY Y TRUMP

Una fiesta en la que no han salido muy bien parados Mariano Rajoy y Donald Trump en los comentarios. Gritos cuando han puesto la imagen de la Casa Blanca, con un grito: "Hacen cosas los catalanes". "No pasarán", también se lanzaba desde el escenario. Y más lemas: "La libertad no es negociable", "No tenemos miedo". "El Estado español no es democrático", "Visca Catalunya". Todo ello aderezado con pitidos cuando se nombraba "la sagrada unidad de España". "Desde este domingo nada volverá a ser como antes", ha apostillado el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart. Añadía acto seguido el presidente, Jordi Sànchez: "Ahora toca el mejor momento".

Una noche de subidón para el independentismo, pero Barcelona es un mar de dudas. Un lugar en el que este viernes se cruzan jóvenes con esteladas, abuelas con la camiseta del 'sí', turistas chinos bailando reggae por casualidad, periodistas, Mossos y agentes de paisano. "Tú no eres periodista, eres un madero", le decían a un informador cuando intentaba hacer unas preguntas.

Una noche también de mensajes cara a cara. Uno de los más duros ha venido desde la CUP, quien a través de su diputada Mireia Boya, se ha lanzado contra el Gobierno y ha avisado a los 'comunes' de Colau. "Es un referéndum de autodeterminación, amigos comunes, no robéis el referéndum, no es una movilización, Roma no paga traidores, el referéndum no es vinculante". Quedan 48 horas de una intensidad casi cortante, ansiosa, de lexatines. Hasta se ha escuchado algún "ole". "Ya es demasiado tarde", comentaba otro de los asistente. Y hasta humor en estos momentos. "¡Tenemos drones!", se ha entre carcajadas como dedicatoria al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Se extingue septiembre. Noche cerrada en Barcelona. A dormir algunos sin saber qué pasará. Otros a los colegios. Y sobre el cielo de Montjüic emergen los juguetes con luces LED

Pd: Cataluña será rumbera o no será. Palabra de Los Manolos este vienes.