POLÍTICA

Centenares de personas se manifiestan en Barcelona contra el 1-O

También ha habido una multitudinaria manifestación en Madrid.

30/09/2017 14:11 CEST | Actualizado 30/09/2017 20:08 CEST

Centenares de personas se han manifestado este sábado, víspera del referéndum independentista del 1 de octubre, por la "unidad de España".

Lo han hecho en varias localidades del país, desde Madrid a Barcelona. En la capital condal, unas 200 personas han roto el ambiente festivo entre miles de turistas al grito de "Viva España" ante el Ayuntamiento de Ada Colau y la Generalitat de Puigdemont en la plaza de St Jaume.

"Estamos acojonados", aseguraba una mujer que ha viajado desde su pueblo a Barcelona para manifestarse. "En mi edificio hay seis esteladas. Yo no les he quitado la palabra a las vecinas pero tampoco me paro a hablar con ellas", cuenta mientras se ajusta al cuello la rojigualda que lleva como capa. A su lado, su amiga interrumpe la conversación para comparar a los hijos de los independentistas con las juventudes hitlerianas. "No va a pasar nada mañana", comentan.

Esa parece ser la percepción de la mayoría de las personas que les rodean. "No van a votar, y si votan no va a servir de nada", opina otra mujer que ha viajado desde Mallorca a apoyar a los que se manifiestan contra el referéndum.

A pesar de que entre las banderas españolas cosidas a las senyeras se puede ver alguna de los legionarios, la multitud grita consignas como "somos españoles, no somos fachas"; "Cataluña es España" y "No votarem". También señalan al consistorio: "Estos son los amigos de Otegi"; y piden cárcel para Puigdemont.

A pocos metros de la plaza St. Jaume, un sábado cualquiera en Las Ramblas. Los turistas entran en la Boquería para admirar los puestos dignos de ser fotografiados. Otros se compran camisetas del Barça en los kioskos de periódicos y las terrazas están a rebosar.

"SEPARATISTAS, TERRORISTAS"

En Madrid, cientos de personas se han concentrado en la plaza de Cibeles para defender una España "unida" con una "sola bandera" y contra el referéndum catalán. Entre las consignas lanzadas, también se ha pedido prisión para Puigdemont.

Desde personas mayores, a niños y jóvenes, los manifestantes han cubierto la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento de la capital de un enorme conglomerado de banderas españolas. Atadas en la cintura, anudadas al cuello o portadas en la mano, el rojo y gualda han sido los colores predominante en la concentración.

La Fundación para la Defensa de la Nación Española, DENAES, ha sido la encargada de organizar el acto. Su intención era reunir a todos los españoles, "al margen de siglas políticas", en defensa de la unidad de España y en muestra de apoyo a los Cuerpos de Seguridad del Estado. Los madrileños allí congregados han ocupado la propia plaza de Cibeles y se han extendido por los alrededores hasta llegar a Casa de América.

Las consignas han sido variadas, pero todas han tenido un espíritu común: el rechazo al referéndum catalán y la defensa de la unidad de España. Así, se ha coreado "España entera, sólo una bandera"; "Puigdemont a prisión"; "Separatistas terroristas": "Viva la Guardia Civil" o "Viva España".