POLÍTICA

El Camp Nou, vacío durante el 1-O

El Barça-Las Palmas se ha jugado a puerta cerrada. El club catalán quiso aplazar el encuentro, pero La Liga se negó.

01/10/2017 15:53 CEST | Actualizado 02/10/2017 00:51 CEST
REUTERS

El partido entre el FC Barcelona y la UD Las Palmas se ha disputado finalmente a puerta cerrada tras la negativa de La Liga de aplazar el partido por los incidentes ocurridos durante la jornada de referéndum de independencia celebrado en Cataluña, tal y como había solicitado el Barça.

Así lo ha comunicado el club a través de su cuenta de Twitter, donde a 15:49 horas (26 minutos antes de que empezara el encuentro) ha compartido el siguiente texto.

El club ha aprovechado el comunicado para condenar "las acciones llevadas a cabo en muchas localidades de toda Cataluña para impedir el ejercicio del derecho democrático y la libre expresión de los ciudadanos".

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, ha asegurado que la decisión de jugar a puerta cerrada se ha tomado para denunciar "la falta de libertades" de los catalanes, y ha asegurado que han sido "obligados" a disputar el encuentro en "un momento excepcional" como este domingo.

"No es por seguridad, los Mossos nos han informado de que no había ningún problema y de que se podía disputar con normalidad el partido de hoy. Esta medida es para dejar claro que en un momento excepcional hemos sido obligados a jugar este partido. Hemos decidido que la gente vea que es un partido distinto a los que hemos jugado a lo largo de nuestra historia", ha dicho en declaraciones en Barça TV.

"Hemos decidido jugar el partido de un modo excepcional, para que el mundo vea cómo estamos sufriendo en Cataluña"

Además, el máximo mandatario azulgrana ha explicado que desde el club están "muy preocupados" por la situación. "Lamentamos muchísimo todo lo que está sucediendo hoy en Catalunya, que no se permita la libertad de expresión de los catalanes. Nos entristece muchísimo y estamos muy afectados todos", ha indicado.

En este sentido, Bartomeu ha confirmado que La Liga no le ha concedido el aplazamiento del choque. "Con La Liga hemos intentado desde muy pronto por la mañana aplazar el partido, pero La Liga no nos ha otorgado este permiso. Hubieran sido seis puntos perdidos, tres por no jugar el partido y tres por sanción. Lo hemos intentado también ante otras instituciones, no sólo ante La Liga, pero La Liga es quien decide. Hemos decidido jugar el partido de un modo excepcional, con el estadio vacío para que el mundo vea cómo estamos sufriendo en Catalunya", ha manifestado.

"El Barça ha intentado aplazar este partido, porque es evidente que la situación no es ideal para jugar un partido. Son situaciones excepcionales, no hemos podido encontrar el modo de aplazar este partido. No nos han dado el permiso para ello. En el club nos hemos reunido y todos juntos, ejecutivos, directivos y jugadores, hemos decidido disputar el partido de modo excepcional, a puerta cerrada. Tenemos que continuar con la competición. El estadio vacío es una imagen para el mundo entero, el Barça denuncia así la falta de libertades que está sufriendo Catalunya. Que el mundo entero vea que es una medida excepcional para un día excepcional", ha añadido.

LA BANDERA DE ESPAÑA

Por su parte, los jugadores del club canario han acudido al encuentro con la bandera de España bordada en la camiseta. Según el comunicado distribuido por el club insular, este encuentro es "más que una cita deportiva" y la decisión de lucir los colores de la bandera de España en el Nou Camp tiene una razón política. "La UD Las Palmas podría haberse limitado a ser testigo mudo de esta encrucijada histórica o tomar partido. Nos decantamos por lo segundo", dice el comunicado.

En ese mismo texto señalan que "bordar en su camiseta una pequeña bandera española y la fecha de hoy, 1 de octubre de 2017" tiene como fin "testimoniar, sin estridencias, su esperanza en el futuro de este país y en la buena voluntad de quienes convivimos en él, en busca del mejor entendimiento".

De esta forma, la UD Las Palmas persigue con este gesto "votar de forma inequívoca en una imaginaria consulta a la que nadie nos ha convocado" y reiterar que "cree en la unidad de España".

ÚNICO ENCUENTRO EN CATALUÑA

El encuentro entre el Barça y Las Palmas es el único que se disputa este domingo en Cataluña, ya que la Federació Catalana de Futbol decretó la suspensión de todos los partidos que los equipos federados tenían que jugar este 1 de octubre.

En su comunicado, la entidad explica que la decisión se tomó siguiendo las recomendaciones de la Secretaría General del Deporte "por la especial situación que vive Cataluña" y para garantizar el orden de las competiciones.

  • AFP
  • AFP
  • AFP
  • Getty Images
  • Getty Images
  • Getty Images
  • Getty Images
  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • © Vicens Giménez

MÁS SERIES