BLOGS

Yo también me quiero independizar

01/10/2017 10:09 CEST | Actualizado 01/10/2017 10:09 CEST
YOLANDA DOMÍNGUEZ

De todos los hombres que asesinan a sus parejas o ex parejas. También de aquellos que maltratan, violan o abusan de mujeres y niñas en cualquier parte del mundo.

De los titulares y las campañas que hacen responsables a las mujeres víctimas de la violencia machista, invisibilizando de esa forma a los verdaderos agresores.

De los jueces que no condenan la educación sexista que recibimos cada día, pero salen en televisión para decir que "las niñas se visten como putas".

De las personas que dicen "eso no es machismo" porque les resulta muchísimo más fácil que tener que cuestionar sus propias creencias.

De esos escritores "cipotudos" que menosprecian a las mujeres en sus textos. Mucho más de quienes les pagan por hacerlo.

De las comisiones, jurados, premios o becas que no cuentan con la voz de las mujeres porque ni siquiera las consideran.

Del marketing que utiliza el feminismo sólo para vender camisetas pero no hace nada por la igualdad.

De programas tan machistas como El Hormiguero y de los ministerios que les conceden premios.

De periodistas que al entrevistar a mujeres describen su aspecto físico o lo que llevan puesto.

De la publicidad que utiliza estereotipos y no se compromete con los problemas sociales.

De quien dice a las mujeres cómo tienen que vivir su maternidad o su no maternidad.

De quienes son incapaces de comprometerse, ni con las causas ni con las personas.

De quienes comercian con el cuerpo de las mujeres en cualquiera de sus formas.

De quien no se levanta todos los días con la intención de mejorar el mundo.

De quienes piensan que la libertad es sólo un concepto individual.

De quien abusa de su poder en cualquiera de sus formas.

De los trolls, de los haters y de los flammers.

De quienes usan el término "feminazi".

De quienes no son feministas.

¿Para cuándo un Referéndum?