POLÍTICA

Zoido culpa a Puigdemont de alentar el acoso a policías y guardias civiles

El ministro del Interior garantiza que los agentes se quedarán en los hoteles catalanes en los que ya tienen contrato.

03/10/2017 13:33 CEST | Actualizado 03/10/2017 16:42 CEST

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha acusado este martes al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de alentar el acoso y los actos de odio hacia los policías nacionales y guardias civiles desplegados en Cataluña con motivo del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

En una declaración en el Ministerio tras trasladar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, esa situación, Zoido ha señalado que, en su opinión, es "directa consecuencia de las palabras del señor Puigdemont pidiendo que guardias civiles y policías se marcharan de Cataluña". Actos de "odio" alentados por el presidente catalán y que "tendrán la correspondiente respuesta jurídica propia de un Estado de derecho", ha advertido el ministro.

Policías y guardias civiles son objetivo de insultos y escraches por parte de activistas independentistas y hoy centenares de personas se concentraron ante las sedes en Barcelona de los partidos PP y Ciudadanos y de la Jefatura Superior de Policía.

Zoido habló después de una reunión con el presidente del Gobierno, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y al ministro de Turismo, Álvaro Nadal.

Interior desplazó a Cataluña en los días previos a la votación ilegal del domingo a miles de agentes para impedirla y el Ministerio ha anunciado que permanecerán en la región el tiempo que sea necesario.

Los propietarios de varios hoteles catalanes en los que se alojan estos días los agentes han pedido que los dejen, con argumentos como que habían sido amenazados de cierre por ayuntamientos gobernados por partidarios del secesionismo.

A este respecto, el ministro Zoido aseguró a la prensa que ni la Policía ni la Guardia Civil abandonarán ningún hotel en Cataluña en el que exista un contrato en vigor.

En las puertas de algunos de estos hoteles se han sucedido escraches y concentraciones.

Miembros del Ejecutivo regional catalán, con Puigdemont a la cabeza, han reclamado la retirada de esas fuerzas enviadas desde distintos puntos de España.

Para el ministro Zoido es "inconcebible" que en un Estado de derecho, policías y guardias civiles desplazados para cumplir la ley estén siendo objeto de insultos y se hayan visto obligados a abandonar los hoteles "Alentados e inoculados" por Puigdemont, esos actos de odio, según el ministro, exigen la condena de todos los demócratas, así como su rechazo a todos los que alientan esta "rebelión".

SE QUEDAN

El ministro había organizado antes de ir a Moncloa una cumbre de urgencia de la cúpula de Interior para estudiar qué medidas tomar ante esas denuncias de acoso a los agentes y de ella, de ella ha salido la negativa a abandonar los hoteles en los que exista contrato en vigor después de que varios establecimientos de Calella (Barcelona) instaran ayer a los 500 agentes de ambos cuerpos a que abandonen sus instalaciones.

Además, el gerente de dos hoteles de Pineda de Mar (Barcelona) que alojan a antidisturbios de la Policía Nacional desplazados a Cataluña ha asegurado hoy en un comunicado que ambos establecimientos se han visto obligados a desalojarlos "bajo la amenaza de cierre durante cinco años" por parte del Ayuntamiento.

En las últimas horas se han sucedido diferentes protestas y escraches a las puertas de estos establecimientos donde se alojan parte de los 12.000 policías y guardias desplazados a Cataluña por el 1-O.

"LA MEJOR MEDIDA ES RETIRARSE"

Por su parte, el conseller catalán de Interior, Joaquim Forn, ha replicado a Zoido sobre las medidas que prepara el Gobierno contra las protestas por la presencia de refuerzos policiales que "la mejor medida es retirarse" de Cataluña.

En un mensaje en Twitter, Forn enlaza un tuit del ministro en el que se compromete a tomar todas las medidas que sean necesarias para frenar el "intolerable acoso" a Policía Nacional y Guardia Civil, y le replica: "La mejor medida es retirarse y respetar la voluntad de un país que quería votar en paz".

El Ministerio del Interior ha ampliado hasta el próximo día 11 la estancia en barcos de policías y guardias civiles desplegados en Cataluña, que cumplía el próximo jueves, día 5, según han informado a Efe fuentes policiales.

ESPACIO ECO