NOTICIAS

Ofensiva de la UE contra Amazon y Apple por optimización fiscal

"Se le permitió pagar cuatro veces menos impuestos que otras compañías locales sujetas a la legislación nacional".

04/10/2017 12:01 CEST | Actualizado 04/10/2017 13:11 CEST
AFP

La Comisión Europea ha pasado a la ofensiva contra la optimización fiscal en el bloque de los gigantes estadounidenses de internet, con las prácticas de Amazon en Luxemburgo y las de Apple en Irlanda en el punto de mira.

El ejecutivo europeo ha reclamado por una parte a la multinacional estadounidense Amazon que devuelva unos 250 millones de euros de ventajas fiscales indebidas recibidas de Luxemburgo, al determinar tras una investigación iniciada en 2014 que constituyeron ayudas públicas ilegales. Por otra, ha decidido llevar a Irlanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no recaudar de Apple unos 13.000 millones de euros.

El Ejecutivo comunitario ha concluido que el tax ruling concedido por Luxemburgo a la compañía de Jeff Bezos en 2003, que se prolongó hasta 2011, redujo los impuestos pagados por la firma en este país "sin una justificación válida" y Amazon pagó así "sustancialmente menos" que otras empresas.

AFP
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

"A Amazon se le permitió que pagara la cuarta parte de los impuestos que pagan otras empresas locales sujetas a las mismas normas fiscales nacionales. Según las normas de la UE sobre ayudas estatales, esto es ilegal", ha subrayado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

La multinacional estadounidense ha reaccionado rápidamente a la noticia y ha negado haber recibido un trato fiscal de favor en Luxemburgo. Ya ha adelantado que estudia recurrir la decisión de la Comisión Europea de reclamarle 250 millones de euros por ayudas fiscales ilegales en este país.

"Creemos que Amazon no ha recibido ningún trato especial de Luxemburgo y que pagamos impuestos en plena conformidad con la legislación tributaria luxemburguesa e internacional", ha declarado la compañía en un comunicado, tras conocerse la decisión de Bruselas.

En el texto señalan también que los 50.000 empleados de la compañía "siguen centrados en servir a los clientes y y los cientos de miles de empresas que trabajan" con ellos.

APPLE, TAMBIÉN EN EL PUNTO DE MIRA

En esta línea, la Comisión Europea también tiene intención de llevar a Irlanda ante el Tribunal de Justicia de la UE por no tomar las medidas necesarias para recuperar 13.000 millones de euros en ventajas fiscales ilegales concedidas al gigante estadounidense Apple.

En agosto de 2016, Bruselas exigió a Dublin que recuperar esa cifra más intereses tras concluir en una investigación que la multinacional de Tim Cook tuvo que pagar sumas "sustancialmente menos" impuestos que otras empresas, gracias al trato "selectivo" que le ofreció el Gobierno irlandés entre 2003 y 2014.

"Ha pasado un año desde la decisión de la Comisión e Irlanda sigue sin haber recuperado esa suma, ni tan siquiera en parte", ha criticado Vestager, al anunciar que el Ejecutivo comunitario elevará el caso a Luxemburgo.

Para ésta, la recuperación de las ayudas ilegales pude ser "compleja" en algunos casos, pero ha expresado la disposición de Bruselas a ayudar a Dublín en la tarea y ha avisado de que los Estados miembros deben avanzar lo necesario para "restablecer la competencia".

Irlanda contó con un plazo de cuatro meses —hasta el 3 de enero de este año— para cumplir con la demanda de Bruselas, que alerta de que la compañía se sigue beneficiando de esa ventaja irregular mientras no devuelva las ayudas.

Las autoridades irlandesas están aún calculando el monto exacto de las ayudas concedidas ilegalmente a Apple y es un trabajo que "solo planea acabar en marzo de 2018 como pronto", lo que ha llevado a la Comisión a dar el paso de los tribunales.

Dublín, que desde el inicio expresó su "total desacuerdo" con el resultado de la investigación de Bruselas, también llevó el caso a los tribunales y a finales de 2016 presentó un recurso ante el TUE para evitar tener que recuperar los impuestos no pagados.