TENDENCIAS

Estos dos edificios están haciendo guarrerías y al Louvre no le gusta

¿Tenemos la mente muy sucia?

04/10/2017 11:37 CEST | Actualizado 04/10/2017 11:44 CEST
UIG via Getty Images

Los museos, además de ser un foco de turistas, acogen obras de todo tipo de temáticas, técnicas y épocas. Uno de estos referentes dentro del mundo del arte es el Museo del Louvre, en París, en el que se pueden visitar —además del photocall turístico que es La Gioconda— esculturas como La Victoria de Samotracia, La Venus de Milo o El Esclavo Moribundo. Todas ellas, con muy poca ropa y cargadas de erotismo.

La provocación siempre ha sido uno de los temas más recurrentes a lo largo de la historia del arte y todos—museos, visitantes y artistas— lo hemos aceptado y disfrutado. Hasta hoy. Ha sido una obra contemporánea, aparentemente inocente, la que ha despertado la polémica en el museo francés. ¿Tú qué ves aquí?

La obra en cuestión se llama Le Domestikator y su autoría recae en el colectivo artístico holandés Atelier Van Lieshout. En esta escultura a gran escala se pueden ver dos edificios en tonos rojizos que si se miran con más detenimiento y con ojos picarones parece que están en mitad del acto sexual.

La pieza se iba a exponer el próximo 19 de octubre en los Jardines de las Tullerías dentro del Museo del Louvre como parte de la Fiac international art fair que tiene lugar en París aunque las autoridades del museo han decidido retirarla de la muestra por 'indecente' y para 'no ofender' a nadie. Al hilo de esto, el fundador del colectivo artístico, Joep van Lieshout, declaró a The New York Times: "La pieza en sí misma no es muy explícita, es una figura bastante abstracta. No hay genitales, es algo inocente".

La reacción por parte del museo dada la alta cantidad de desnudos dentro del arte ha sido calificada de desmedida e hipócrita por muchos.

"Hay un millon de desnudos en el Louvre pero esto es lo que colma el vaso, supongo".

La obra forma parte de una serie de esculturas llamada The Good, The Bad and The Ugly (el bueno, el malo y el feo), aunque Atelier Van Lieshout tienen otra muestra en la capital francesa llamada Furnification en la que se ven varias lámparas en diversas posturas sexuales.

Arte callejero en Francia: Levalet