POLÍTICA

Piqué: "Un independentista podría jugar con la selección española, pero no es mi caso"

"Cataluña no tiene selección y muchos independentistas no están en contra de España".

04/10/2017 13:07 CEST | Actualizado 04/10/2017 17:04 CEST

El futbolista de la selección española Gerard Piqué ha asegurado que el entrenamiento del lunes en Madrid, donde fue pitado e insultado por el público, fue "difícil". Y ha anunciado que no abandona el equipo nacional.

"Creo que es un reto para mí y estoy aquí para darle la vuelta. Hay mucha gente en España, y hablo de todos, que mediante el diálogo pueden entender cómo me puedo sentir y a partir de ahí, mediante el respeto y la coherencia puede llegar todo a buen puerto", ha asegurado en una rueda de prensa.

"NO PUEDO DECANTARME POR UN LADO O POR EL OTRO"

Piqué ha afirmado que no se arrepiente de lo que dijo porque es lo que siente y ha reiterado su compromiso con la selección, aunque ha matizado que cree que un independentista podría jugar con la el equipo nacional.

"Creo que un independentista podría jugar en la selección española porque Cataluña no tiene selección y muchos independentistas no están en contra de España. Si no tienes nada en contra de España, piensas que es un país de la hostia con gente de puta madre... ¿por qué no?", ha preguntando antes de apuntar que ese no es su caso.

Luego, ha preferido no responder si él es independentista. "No puedo decantarme por un lado o por el otro porque los jugadores somos figuras globales. Perdería a la mitad de mis seguidores porque la gente pone la política por encima de todos los demás. Mis hijos son colombianos, españoles, catalanes y libaneses". Y ha asegurado que España y Cataluña serían más débiles separadas.

"EL GOBIERNO TIENE DOS OPCIONES"

Tampoco ha respondido sobre, si llegado el caso, elegiría jugar con España o con Cataluña. Además, ha llamado al diálogo y ha advertido de que "esto irá a más". "El diálogo lo puede conseguir todo", ha subrayado antes de admitir que no vio el discurso del rey porque estaba "jugando a la pocha".

"Es muy difícil explicaros lo que está pasando e Cataluña si estáis en Madrid, en Andalucía o en el País Vasco", ha asegurado. "Cataluña es como el hijo de 18 años que se quiere ir de casa. Siente que es tratado de una manera que no se acerca a la realidad. El Gobierno tiene dos opciones: o sentarse como un padre y dialogar o quizá ese hijo se te va".

TAMBIÉN PUEDES SEGUIRNOS EN FLIPBOARD

Las imágenes del 1-O