INTERNACIONAL

Detenido un empleado del consulado de EEUU en Turquía por golpismo

Este mismo jueves, la fiscalía ha ordenado el arresto de 133 funcionarios más por la misma acusación, y ya van más de 140.000 represaliados.

05/10/2017 10:55 CEST | Actualizado 05/10/2017 11:30 CEST
Murad Sezer / REUTERS
Recep Tayyip Erdogan, el presidente turco, durante un acto en su honor el pasado 29 de septiembre, en Estambul.

La policía de Turquía ha detenido a un empleado del Consulado General de Estados Unidos en Estambul, por su presunta relación con el fallido golpe de Estado de julio de 2016, informa hoy el diario pro-gubernamental Sabah.

El detenido es un ciudadano de nacionalidad turca, identificado como Metin Topuz, que fue arrestado el sábado pasado y trasladado a prisión preventiva ayer, miércoles.

Topuz está acusado de presuntos vínculos con exresponsables de la policía turca, relacionados con la cofradía del clérigo islamista Fethullah Gülen, al que Ankara responsabiliza de la fallido asonada. El detenido será procesado por espionaje e intento de destrucción del orden constitucional.

Desde el intento golpista, unos 140.000 funcionarios han sido despedidos y unas 10.000 personas han sido detenidas por presunto vínculo con la red de Gülen, quien vive exiliado en Estados Unidos y a cuya Justicia Turquía exige la extradición.

OTROS 133

Precisamente este jueves se ha sabido además que la Fiscalía de Ankara ha ordenado la detención de 133 funcionarios más, acusados igualmente de tener lazos con aquel intento de golpe, informa en este caso la agencia semipública Anadolu.

La policía ha iniciado una operación en once provincias para detener a 101 funcionarios del Ministerio de Finanzas y 32 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Solo cuatro de los funcionarios aún trabajaban en dichos ministerios, el resto habían sido ya despedidos mediante decreto emitido bajo el estado de emergencia, por su presunta vinculación con el fallido golpe.

La mayoría de los sospechosos están acusados de usar ByLock, una aplicación móvil cifrada que presuntamente usaban los seguidores del clérigo islamista Fethullah Gülen, a quién Ankara responsabiliza de la asonada.

El 'sí' ganó en el referéndum de Turquía