INTERNACIONAL

La novia del autor de la matanza de Las Vegas está tan perpleja como las autoridades

Era "un hombre bondadoso, cariñoso y tranquilo".

05/10/2017 10:28 CEST | Actualizado 05/10/2017 10:34 CEST
REUTERS
Marilou Danley, novia del autor de la masacre.

Marilou Danley, la novia del presunto autor de la matanza de Las Vegas, ha asegurado que nunca se le pasó por la cabeza que su pareja pudiera llevar a cabo una acción como esa porque era "un hombre bondadoso, cariñoso y tranquilo".

En un comunicado leído por su abogado, Danley asegura que el tirador Stephen Paddock, que asesinó a tiros a 59 personas e hirió a más de 500, nunca le dijo nada "ni tomó ninguna acción de la que yo fuera consciente, que yo entendiera, como una advertencia de que algo horrible como esto pudiera suceder".

Nunca me dijo ni hizo nada como advertencia de que algo horrible pudiera suceder.Marilou Danley

La mujer, una empleada de casino de 62 años de origen filipino se ha comprometido a colaborar con las pesquisas. Las autoridades no la consideran sospechosa pero creen que es "una persona de interés" y las autoridades esperan que pueda arrojar alguna luz sobre la investigación.

La Policía no ha sabido dilucidar por qué Paddock, un contable jubilado de 64 años, sano y que gustaba de apostar en grandes cantidades y poseía una cómoda vivienda en una comunidad cerca de Las Vegas, abrió fuego contra miles de asistentes a un concierto de country.

UN MISTERIOSO VIAJE

Paddock y Danley convivían en una casa de Mesquite, 130 km al noreste de Las Vegas, donde las autoridades hallaron un enorme arsenal. Varios vecinos aseguran que la pareja era muy reservada y con frecuencia estaba ausente durante semanas en viajes de juego.

Cuando ocurrió el tiroteo, Danley estaba fuera de Estados Unidos y regresó a Los Ángeles la noche del martes, antes de ser entrevistada por agentes del FBI. Paddock le compró un billete dos semanas antes para visitar a su familia allí y le envió 100.000 dólares para ayudarla a comprar una casa.

Los vecinos aseguran que la pareja era muy reservada y con frecuencia estaba ausente.

"Yo estaba agradecida, pero, honradamente, estaba preocupada de que fuera una forma de romper conmigo, primero por el inesperado viaje a casa y luego por el dinero. Nunca se me ocurrió de ninguna manera que estuviera planeando un acto violento contra nadie", ha explicado.

Las autoridades han descrito un escalofriante nivel de preparación en el ataque de Paddock, que llevó consigo un pequeño arsenal a una suite de dos habitaciones en el piso 32 del Mandalay Bay Resort & Casino de Las Vegas desde donde realizó el ataque.

Estaba preocupada de que el viaje fuera una forma de romper conmigo.Danley

El atacante instaló cámaras para monitorear a la policía y, cuando los oficiales de las fuerzas especiales se acercaron, se suicidó. Según las autoridades, existen indicios de que tenía la intención de sobrevivir y huir tras la cometer la masacre. No hay pruebas de la existencia de un cómplice.

A VUELTAS CON EL CONTROL DE LA VENTA DE ARMAS

Paddock llevaba décadas comprando armas, según la Policía de Las Vegas. Como suele ocurrir después de masacres así, el debate sobre el control de la venta de armas de fuego se ha reavivado, con varias voces demócratas pidiendo iniciativas legislativas.

Pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apoyado en su campaña por la Asociación Nacional del Rifle, ha insistido en que no es momento de abordar el tema. "No hablaremos de ello hoy", ha respondido lacónicamente el mandatario.

El magnate, que ha invitado a los heridos a visitar la Casa Blanca, se ha limitado a retratar a Paddock como "un demente", sin valorar su afición por las armas. "Era un enfermo (...) se le soltaron los cables", ha reiterado y ha pedido al sheriff que ahonden en la investigación sobre el sujeto.