ECONOMÍA

Sabadell se traslada a Alicante

Caixabank también valora salir de Cataluña y el Gobierno estudia aprobar este viernes un decreto ley para facilitar a las empresas el cambio de su sede.

05/10/2017 18:00 CEST | Actualizado 06/10/2017 13:04 CEST
EFE

El Banco Sabadell elige Alicante para trasladar su sede social desde Cataluña. El Consejo de Administración de la entidad catalana ha aprobado este jueves el cambio de domicilio social a la capital alicantina. La entidad, que absorbió la Caja de Ahorros del Mediterráneo, cuenta con instalaciones suficientes en la ciudad levantina que además conservaría el acervo mediterráneo del banco, lo que han aplaudido los mercados con una subida del 6,16%.

Por su parte, Caixabank celebra este viernes un Consejo de Administración para estudiar también la salida. También mañana el Gobierno, en Consejo de Ministros estudiará aprobar un decreto ley para facilitar el cambio de domicilio social a las empresas sin necesitar la aprobación de la junta de accionistas. Los Estatutos de Caixabank así lo exigen, de lo que se deriva que la norma del Gobierno vaya a ser redactada ad hoc para facilitar el cambio de sede social del banco de Cataluña a otra región española.

En concreto, la medida que podría estudiar el Consejo de Ministros supondría una modificación de la disposición de la Ley de Sociedades de Capital, aprobada en 2015, que establece que "el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional", salvo disposición contraria de los estatutos.

LA REACCIÓN DE LA CUP

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant ha pedido que la Generalitat y los catalanes "dejen de trabajar" con Caixabank y Banc Sabadell, así como con el BBVA -que absorbió CaixaCatalunya- y que apuesten por un banco público o por cooperativas de crédito.

En una entrevista al diario digital Nació Digital, Reguant considera que para construir la "nueva república catalana" es preciso "dejar de trabajar con La Caixa (Caixabank), Banc de Sabadell y el BBVA", y que esto "ya lo hemos pedido".

LAS OFICINAS SEGUIRÁN EN BARCELONA

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, ha asegurado que el traslado de sede social es simplemente una decisión técnica, que el banco no se posiciona políticamente y que toma las decisiones que considera más adecuadas para proteger los intereses de los clientes.

En cualquier caso, los servicios centrales de Banco Sabadell seguirán ubicados en Barcelona, ya que el cambio de domicilio social constituye una acción prácticamente simbólica, tal y como ocurre en otras entidades como Banco Santander, Bankia o BBVA, cuya sede social se encuentra en Santander, Valencia y Bilbao, respectivamente, a pesar de que sus oficinas centrales están en Madrid.

Oliu aseguró este martes que, ante la "inquietante" situación política que vive España, la entidad financiera cuenta con los instrumentos adecuados en el marco de la UE y del sistema de supervisión bancario europeo para proteger los intereses de sus clientes.

El presidente de Sabadell también se ha referido a la necesidad de contar con un marco jurídico estable. Y es que la entidad no puede permitirse quedarse fuera del Eurosistema ni sin el paraguas del Banco Central Europeo y la Autoridad Bancaria Europea, que le permiten el acceso a la liquidez en euros y el sistema de garantía de depósitos, el Fondo de Garantía de Depósitos, que se perderían en el caso de una hipotética independencia de Cataluña.

Desde la propia entidad se admite que la presión política de las autoridades catalanas es considerable por la decisión del cambio de sede. Los máximos responsables del banco han explicado que la salida de Cataluña es "una decisión empresarial, no política", es decir, que no se debe entender como un ataque contra la Generalitat.

BME

LA BOLSA LO CELEBRA

El Ibex recuperó un 2,5% en la sesión de este jueves hasta los 10.198 puntos, después de que el miércoles perdiese un 2,85% (hasta los 9.958 enteros) de su valor por la crisis en Cataluña, la peor caída experimentada por el principal selectivo de la Bolsa española desde el Brexit.

La remontada la han hecho especialmente notable los bancos catalanes, Sabadell y Caixabank, que este jueves recuperan un 6,16% y un 4,86% respectivamente. Grosso modo ganan lo perdido la sesión anterior, cuando las acciones de los dos grandes bancos catalanes sufrieron especialmente el golpe de los mercados. CaixaBank y el Banco de Sabadell se dejaron un 5,56% y un 5,36%, cada uno, en este miércoles negro.