VIRALES

Un jugador de béisbol recibe una pelota en sus partes íntimas y la reacción del lanzador lo dice todo

Son los riesgos del deporte.

05/10/2017 16:38 CEST | Actualizado 05/10/2017 16:39 CEST

¿Quién dijo que el béisbol no era un deporte violento? Que se lo digan si no al receptor o catcher de los New York Yankees, Gary Sanchez.

Durante el partido disputado el pasado martes en el Yankee Stadium entre los New York Yankees y los Minnesota Twins para la Major League Baseball (MLB), este jugador recibió una pelota lanzada a toda velocidad en sus partes íntimas, como se puede ver a continuación:

"La reacción de David Robertson es la de cualquier tío que vea esta jugada"

UNA REACCIÓN PRAGMÁTICA

En un momento del partido, el lanzador de los Yankees, David Robertson, lanzó la pelota a su compañero. El problema es que el bateador de los Twins, Brian Dozier, no le dio... y la pelota fue a parar a la ingle del pobre catcher.

Sabiendo que una pelota de béisbol es de madera, pesa 140 gramos y se lanza de media a 140 km/h en la liga de béisbol, es fácil imaginarse el dolor que pudo sentir Gary Sanchez a pesar de su equipamiento.

Situados en la línea de mira de los lanzadores, los receptores usan accesorios de protección como rodilleras, pechera e incluso un casco con una reja de seguridad metálica.

Tras el lanzamiento y ante la reacción de Gary Sanchez, David Robertson comprendió el daño que había hecho. Así lo demuestra la reveladora expresión de su cara:

"La reacción de David Robertson al ver cómo Gary Sanchez recibe una pelota en los testículos"

"Es la mejor foto de béisbol de todos los tiempos"

No obstante, parece que el jugador se recuperó. Después de un tiempo muerto concedido por el árbitro —Alfonso Marquez—, Gary Sanchez pudo reponerse y terminar el partido, que acabó ganando su equipo con un resultado de 8-4.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido del francés.

MÁS SERIES