TENDENCIAS

'El Guardaespaldas': tras la escena del musical basado en la película de Whitney Houston y Kevin Costner

Así son los ensayos y el montaje de la escenografía del espectáculo protagonizado por Fela Domínguez, Maxi Iglesias e Iván Sánchez.

06/10/2017 10:10 CEST | Actualizado 08/11/2017 20:46 CET

Disparos. Maxi Iglesias (Física o química, Velvet) aparece en escena luciendo un traje al más puro estilo James Bond, sonidos de cristales rotos se sincronizan con un impresionante juego de luces y proyecciones en las pantallas del Teatro Coliseum de Madrid. Es el comienzo de El Guardaespaldas, no el de la película estrenada en 1992 y protagonizada por Whitney Houston y Kevin Costner, sino el de uno de los musicales de la temporada.

Nos adentramos en el montaje y preparación del espectáculo que se estrenó el 28 de septiembre.

Carlos Pina

El Guardaespaldas se trata de una producción internacional que aterriza por primera vez en España tras cosechar éxitos en países como Holanda, Alemania, EEUU o Reino Unido. El equipo técnico, compuesto por más de 40 personas, ya ha realizado grandes producciones en Madrid como Mamma Mia o La Bella y la Bestia. Sin embargo, con El Guardaespaldas se enfrentan a un nuevo reto: su montaje escénico más grande hasta el momento.

A un mes del estreno, Coliseum se encontraba en plena efervescencia escenográfica. Para poder colocar la escenografía retiraron las primeras localidades del patio de butacas. "Es la primera vez que los peines (estructura donde se colocan los focos) del escenario soportan tal cantidad de peso", cuentan desde la producción. Esto se debe a la gran importancia que tienen las luces dentro de este musical frente a otros como La Bella y la Bestia donde la dificultad de la puesta en escena recaía sobre el imponente vestuario y maquillaje".

Carlos Pina

Esta importancia visual se hace patente al ver el musical, donde lo que más llama la atención son las luces que transportan al espectador a una atmósfera más propia de un gran concierto de Lady Gaga que a una película de principios de los 90. El equipo del musical asegura que al provenir de una producción extranjera se han tenido más en cuenta los montajes previos realizados en Broadway y en Europa que el film. "Hemos querido darle un toque renovador a la película que, vista a día de hoy, se queda un poco anticuada". Además, el equipo técnico cuenta con la ayuda del personal internacional —principalmente holandeses— que ayuda a trasladar las ideas empleadas en las producciones extranjeras al teatro de Gran Vía.

Esta presencia internacional va desde la dirección hasta el maquillaje y la peluquería, cuyo equipo empezó a trabajar un mes antes del estreno. Entre bastidores guardan más de 60 pelucas para Fela Domínguez, quien interpreta a la cantante Rachel Marron, y el resto de chicas del elenco. "Cada una de ellas hay que rizarla, peinarla, lavarla y cuidar a diario", cuentan desde producción. Pelucas de colores, estrafalarias e incluso alguna de ellas mantenidas con palillos para conservar los rizos, inundan los camerinos.

Carlos Pina

En los ensayos del elenco, en un local alejado del teatro, el ambiente es totalmente diferente al del teatro. Los bailarines y protagonistas bailan unas coreografías y escenas que preparan bajo las órdenes de la directora artística Carline Brouwer (Sister Act). "Siempre he querido hacer un thriller romántico en el escenario y ha sido como un sueño para mí. Quería mezclar estos elementos con los de un concierto. Creo que he encontrado una buena mezcla de eso, aunque también de emoción", cuenta Brouwer.

Carlos Pina

En este caso, por primera vez se le da el mismo protagonismo a ambos actores masculinos, que se turnan por funciones para interpretar a Frank Farmer: Iván Sánchez (Hospital Central) y Maxi Iglesias. "Ambos tienen una magia especial, un toque misterioso y cool a la vez. También son muy masculinos", asegura Brouwer, quien añade que en los criterios para elegir a Domínguez, la única cantante dentro de la producción y protagonista del musical, tuvo en cuenta criterios musicales ya que el papel de requiere una cualificación vocal especial. "Era muy complicado encontrar a alguien capaz de cantar ese material con su tono original en un espectáculo de ocho shows a la semana".

Carlos Pina

Su fuerza vocal se descubre en canciones como Queen of the Night, al comienzo del musical y una de las más espectaculares a nivel visual con un ascensor por el que llega la cantante que parece más sacado de un concierto de Beyoncé.

Carlos Pina

Otra de las escenas más impresionantes es sin duda la final. Ese mismo ascensor sube a Fela Domínguez mientras el humo inunda el escenario. Es el momento del icónico I will always love you. Otra muestra de una brutal escenografía a la que se une el vestuario: Domínguez deslumbra con un vestido de lentejuelas que recuerda, como no podía ser de otra forma, a la auténtica Whitney.

Carlos Pina

Bobbi Kristina Brown, la hija de Whitney Houston

MÁS SERIES