ECONOMÍA

Una gran textil catalana se traslada a otra región y crecen los rumores sobre más deslocalizaciones

Dogi International, última en sumarse a la lista de empresas que abandonan Cataluña.

06/10/2017 08:17 CEST | Actualizado 06/10/2017 09:54 CEST
EFE

El Banco Sabadell y CaixaBank no son las únicas empresas catalanas que abandonan su comunidad. Lo han anunciado también la biotecnológica Oryzon, que se va a Madrid, y la firma de telecomunicaciones Eurona, ambas cotizadas, o Proclinic, especializada en la distribución de material odontológico.

La última en sumarse ha sido la textil catalana Dogi International Fabrics, cuyo consejo de administración ha acordado este jueves en una reunión extraordinaria iniciar los trámites para trasladar su domicilio social a Madrid. El objetivo es "optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores".

Freixenet ha advertido este viernes en Radio Nacional que, si se declara la independencia de forma unilateral, se marchará de Cataluña. El presidente de la Cámara de Comercio de España y de la empresa, José Luis Bonet, ha afirmado que propondrá al consejo de administración el cambio de sede social.

El presidente de Freixenet propondrá al consejo de administración el traslado de sede.

"No depende de mí, depende del consejo, pero desde luego yo lo propondré", ha afirmado. "Si realmente vamos a una declaración unilateral de independencia, habrá una salida importante de empresas de Cataluña, lo que causará una daño gravísimo, una verdadera catástrofe", ha añadido.

Otras grandes empresas, como Pronovias o Planeta, amenazaron hace tiempo con irse, y las farmacéuticas Almirall e Indukern han expresado su preocupación.

Grandes empresas, como Pronovias o Planeta, amenazaron hace tiempo con irse.

Las deslocalizaciones se llevan produciendo desde hace varios meses, como es el caso de Naturhouse, Grifols o Derby Hotels. Otras fugas destacadas son la de Eurona Wireless Telecom, que marchará a Madrid, mientras que la aseguradora Catalana Occidente se plantea "tomar las medidas oportunas para preservar los intereses de los clientes, trabajadores, mediadores y accionistas".

RUMORES SOBRE GAS NATURAL, ABERTIS, LAS ALEMANAS Y SEAT

Dentro del Ibex 35, empresas como Gas Natural Fenosa, Abertis, Cellnex o Colonial, además de la propia Caixabank, tienen su sede social en Catalunya; asimismo, otras cotizadas como FCC, Borges o Ercros cuentan con su domicilio social en territorio catalán.

Según El Mundo, las dos primeras, participadas por Caixabank, se han esforzado por transmitir que su situación es distinta a la banca pero también se preparan para tomar medidas.

Las empresas alemanas saldrían de la región si se declarara la independencia.

Por su parte, el diario alemán Der Spiegel ya ha advertido de que las empresas alemanas con sede en Cataluña, entre ellas Volskwagen, Bayern y Lidl, saldrían de la región si se declarara la independencia de forma unilateral, según El Mundo. Seat, parte de la primera compañía, se plantea también la salida como parte de su "plan de contingencia" ante los acontecimientos, según ABC.

Pese a todo, el vicepresidente del Govern y conseller de Economía de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha augurado que "no va a haber una huida de empresas de Cataluña".

CAIXABANK BARAJA IRSE A PALMA CON AYUDA DEL GOBIERNO

CaixaBank, la entidad líder en Cataluña y uno de los tres grandes bancos españoles, junto a Santander y BBVA, prevé convocar este viernes un consejo de administración extraordinario para debatir su traslado, que requeriría de la aprobación de la junta de accionistas según sus estatutos.

Entre las ubicaciones que se barajan para que el banco catalán ubique su domicilio social y pague el impuesto de sociedades, entre otros tributos, ha cobrado fuerza la opción de Palma (Baleares).

Entre las ubicaciones que más suenan para Caixabank está Palma.

Un portavoz de CaixaBank ha afirmado que adoptará las "decisiones necesarias, en el momento oportuno, siempre con el objetivo de hacer prevalecer los intereses de los clientes, accionistas y empleados".

Para facilitar la salida a las compañías ante la incertidumbre en Cataluña, el Gobierno aprobará este viernes un decreto ley que las permitirá acordar el cambio de sede social sin someter la decisión a la junta de accionistas, lo que aceleraría el trámite.

Supondría una modificación de la disposición de la Ley de Sociedades de Capital, aprobada en 2015: "El órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional", salvo disposición contraria de los estatutos. Se eliminaría la salvedad de los estatutos.