TENDENCIAS

Meryl Streep habla sin tapujos del escándalo sexual del cineasta Harvey Weinstein

"Las mujeres audaces que han alzado la voz para destapar el abuso de Harvey son nuestras heroínas".

09/10/2017 18:01 CEST | Actualizado 16/10/2017 16:45 CEST

La afamada y galardonada actriz de Hollywood Meryl Streep ha calificado el presunto acoso sexual llevado a cabo por el productor Harvey Weinstein como algo "lamentable", "imperdonable" y "un abuso del poder". Asimismo, se refirió a las mujeres que han alzado la voz contra él en términos de "heroínas".

En unas declaraciones que hizo llegar a la edición estadounidense del HuffPost por medio de Leslee Dart, su publicista, afirma que no sabía que Weinstein ―con quien ha colaborado durante años en películas como Agosto y La dama de hierro, y a quien en tono de broma llegó a llamar "Dios"― llevaba a cabo "actos coercitivos e inapropiados" y que había tenido que pagar una compensación económica a al menos ocho mujeres que le habían acusado de acoso y violación.

Dan MacMedan via Getty Images

Las declaraciones de Meryl Streep se hicieron públicas cuatro días después de la publicación de un reportaje incendiario en The New York Times, que describe con detalle varias décadas de denuncias por acoso y violación. El pasado domingo, la junta directiva de Weinstein Company despidió al cineasta, aludiendo a las "nuevas informaciones sobre la conducta indebida de Harvey Weinstein surgidas en los últimos días".

A continuación puedes leer las declaraciones completas de Meryl Streep:

"Las lamentables noticias que han salido acerca de Harvey Weinstein nos han conmocionado a todos los que hemos estado bajo su dirección en diversos proyectos y a quienes defendían una causa justa con su apoyo. Las mujeres audaces que han alzado la voz para destapar el abuso de Harvey son nuestras heroínas.

Hay algo que tiene que quedar claro. No todo el mundo lo sabía. Harvey defendía enérgicamente la profesión, era exasperante pero fue respetuoso conmigo cuando trabajamos juntos, así como lo fue con otras muchas personas con quienes trabajó. Yo no sabía nada de los mencionados agravios: no me constaban sus compensaciones económicas a otras actrices y compañeras, no sabía nada de sus reuniones en sus habitaciones de hotel, en su cuarto de baño ni tampoco de cualquier otro comportamiento inapropiado y coercitivo. Si todo el mundo lo hubiera sabido, no creo que los periodistas de investigación de los medios de entretenimiento y de noticias lo hubieran ignorado durante décadas sin escribir nada al respecto.

Su comportamiento es imperdonable, pero el abuso del poder, familiar. Cada voz valiente que se alce y sea oída y reconocida por los comités de vigilancia de los medios de comunicación ayudará a cambiar las reglas del juego".

Harvey Weinstein, en un principio, fue suspendido de su cargo por la compañía que lleva su apellido debido a las noticias que habían salido a la luz, incluidas demandas impuestas por exempleadas y actrices como Ashley Judd. El pasado viernes, la reportera televisiva Lauren Sivan desveló al HuffPost en exclusiva que, en una ocasión, Weinstein la acorraló en un restaurante cerrado al público y se masturbó ante ella.

POLÉMICA TAMBIÉN EN LOS MEDIOS

Diversos miembros de la industria del entretenimiento están en el punto de mira de la opinión pública por su demora a la hora de hablar del escándalo de Weinstein. Este fin de semana, el productor ejecutivo del programa Saturday Night Life, Lorne Michaels, ha recibido críticas por censurar del programa aquellos chistes relacionados con el escándalo sexual de Weinstein. The New York Times informó que en los ensayos sí que se probaron algunos chistes con el público asistente, pero que "no tuvieron éxito".

El productor, por su parte, argumentó que quitaron los chistes relativos a Harvey Weinstein porque "son cosa de los neoyorquinos", insinuando que el público nacional no los disfrutaría tanto.

De hecho, la mayoría de los presentadores de los late shows más populares del país, incluidos Jimmy Kimmel y Stephen Colbert, evitaron hablar de este asunto en sus programas. The Daily Show, presentado por Trevor Noah, solo hizo una mención de pasada al escándalo.

Harvey Weinstein fue un contribuyente destacado de los demócratas y un defensor de las luchas liberales, además de un invitado frecuente a la Casa Blanca en la época de Bill Clinton y de Barack Obama. Algunos de los demócratas que recibieron sus donaciones, a raíz del escándalo, se han comprometido a donar ese dinero a otras causas.

Aunque algunas estrellas de Hollywood ya habían reprendido a Weinstein, incluidas jóvenes actrices como Lena Dunham y Amber Tamblyn, otras veteranas, como Meryl Streep y Judi Dench aún no se habían pronunciado.

Todos los famosos que han hablado sobre Harvey Weinstein

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.