INTERNACIONAL

Un tribunal japonés responsabiliza al Estado nipón por el accidente nuclear de Fukushima

Tendrá que pagar una indemnización de 3,7 millones de euros.

10/10/2017 10:06 CEST | Actualizado 10/10/2017 10:06 CEST
Toru Hanai / Reuters
Un periodista se cubre la cara ante el reactor 3 de la central siniestrada.

Un tribunal nipón ha multado al Estado japonés y a la operadora de la central nuclear de Fukushima por negligencia en la catástrofe atómica de 2011, en una nueva sentencia de este tipo que obliga a ambas partes a compensar a miles de afectados por el accidente.

La decisión del Tribunal del Distrito de Fukushima es la tercera de una instancia nipona en la que se declara culpable por falta de previsión a la operadora Tepco Electric Power (TEPCO), y la segunda que señala como responsable al Estado.

Los jueces han dado la razón al grupo de 3.800 demandantes —una de las mayores denuncias colectivas por el accidente nuclear—, que consideraban que el Gobierno y TEPCO debían haber tomado más medidas para prevenir la catástrofe, según el texto de la sentencia recogido por la agencia local Kyodo.

La acusación empleó como prueba un informe sísmico realizado por un órgano gubernamental en 2002, que apuntaba a un 20% de posibilidades de que un terremoto de más de 8 grados en la escala Ritcher se produjera en un área próxima a la central y desencadenara un tsunami.

UNA INDEMNIZACIÓN FIJA DE MÁS DE 3,5 MILLONES DE EUROS

Los demandantes, entre ellos habitantes próximos a la central que se vieron obligados a abandonar sus hogares por el accidente, reclaman a TEPCO y al Gobierno una compensación mensual de 50.000 yenes (unos 377 euros) hasta que la radiación vuelva a los niveles previos a la catástrofe.

El tribunal, no obstante, ha decidido que los culpables abonen una indemnización fija de 500 millones de yenes (unos 3,7 millones de euros) a repartir entre los demandantes, al considerar que la limpieza de las zonas contaminadas de radiactividad podría prolongarse décadas y tener un coste final desorbitado.

Esta resolución forma parte de un total de 30 demandas colectivas del mismo tipo presentadas en todo el país y firmadas por unos 12.000 evacuados de Fukushima.

La limpieza de la radiación podría prolongarse décadas a un coste final desorbitado.

El coste total del desmantelamiento de la central y de las compensaciones a los afectados por el accidente superará los 20 billones de yenes (unos 166.832 millones de euros), según un informe dado a conocer el pasado marzo por el Ministerio japonés de Economía, Comercio e Industria.

El terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011 provocaron en la central de Fukushima el peor accidente nuclear desde Chernóbil (Ucrania) en 1986, y sus efectos aún mantienen evacuadas a decenas de miles de personas e impiden el desarrollo de actividades económicas como la pesca o la agricultura locales.