TENDENCIAS

Kindle Oasis se reinventa: ahora es resistente al agua y 6 novedades más

El lector de libros de Amazon cumple 10 años: este es el 'e-book' más avanzado, grande y caro hasta la fecha.

11/10/2017 15:03 CEST | Actualizado 11/10/2017 16:19 CEST
AMAZON

No han pasado ni seis meses desde que Amazon se superara a sí misma lanzando el que era su libro electrónico más libro de todos: el Kindle Oasis. Pero en estos seis meses ese dispositivo, de alta gama y muy avanzado, parece que se les ha quedado corto. Conclusión: lo han reinventado.

Amazon ha pensado que, ya que su bebé cumple 10 años, hay que celebrarlo por todo lo grande. Kindle vio la luz —entonces con teclado físico y en color blanco— en otoño de 2007 (en España, el 1 de diciembre) y el nuevo Oasis, que busca y logra superar al anterior manteniendo el mismo nombre (de hecho, el otro desaparecerá del catálogo), es su más magna obra.

Tanto por fuera como por dentro, el lector de libros electrónicos más famoso del mundo se ha renovado completamente. Sigue manteniendo, cómo no, un texto de calidad láser, una batería que dura semanas (y que se carga en dos horas), un diccionario en inglés y en español, la capacidad de que el texto gire según la forma en que agarremos el dispositivo... Pero esta nueva versión en fino aluminio que sale a la venta el 31 de octubre (aunque ya se puede reservar) y que es con diferencia la más avanzada de las que se venden, incluye siete características que nunca se habían visto en este libro, ni siquiera en su avanzada versión anterior.

EL HUFFPOST

- La pantalla más grande: es la primera de un Kindle que tiene 7 pulgadas, lo que por la configuración de la pantalla supone que aumente hasta un 30% el número de palabras por página. Hasta ahora, todos tenían 6 pulgadas.

- La mayor capacidad: hasta ahora los lectores eran de 4 gigas y sin posibilidad de ampliar. En este caso el modelo básico es de 8 gigas, pero se puede adquirir uno más pro de 32 gigas. Según sus creadores, "caben miles y miles de libros, librerías completas".

- La luz autoajustable: la luz se regula de forma automática dependiendo del ambiente. Ya no hará falta que sisees eso de "Cariño, bájale la luz al Kindle, que no hay quien duerma".

- La negrita: por primera vez se puede ajustar el grosor de la letra. Hay cinco niveles distintos. También hay más tamaños de letra y más variados.

- La pantalla en negro: "Esto es blanco sobre negro" ha pasado a la historia. En Kindle, también puede ser negro sobre blanco, para quien tenga sensibilidad a la luz.

- Las páginas pasan más rápido: para empezar, como cabe más texto en la pantalla hay que pasar menos veces. Pero, además, la recarga de la página es un 20% más rápida que en sus antecesores. Para avanzar (o volver atrás) ocurre igual que con su antecesor: puede hacerse mediante dos pequeños botones o de forma táctil en el margen de la pantalla.

- La resistencia al agua: es la función estrella del nuevo aparato. Este e-book puede pasar 60 minutos a un máximo de dos metros de profundidad en agua fresca (es decir, no salada ni clorada). Tiene certificación IPX8, la máxima del mercado. Vamos: que si se te cae a la piscina sobrevivirá, pero no debería pasar mucho rato. Mejor que se te caiga simplemente en la bañera.

EL HUFFPOST

Para los que digan que no todo puede ser tan ideal... pues no, no lo es. El aparato tiene un par de peros. El primero es el peso, puesto que llega a los 194 gramos. No es mucho, pero son 60 gramos más que el Oasis anterior, aunque es menos que el Paperwhite. El segundo es que, al contrario que en el anterior Kindle, su funda no es una batería extra, que se carga y se acopla al dispositivo: toda la batería de este segundo Oasis depende de sí mismo (lo que será bueno para unos y no tanto para otros, claro). Además, como la funda no es a su vez una batería, habrá que comprarla aparte, no viene incluida en el precio.

Y el tercero es, precisamente, el precio. Estamos ante el Kindle más caro hasta la fecha si incluimos la tan necesaria funda. El primer Oasis, lanzado en primavera, costaba 289,99 euros con funda; este segundo, sin embargo, cuesta 249,99 el de 8 gigas y 279,99 el de 32 gigas, si es con wifi. Con 3G, el modelo de 32 gigas se va a 339,99. Las fundas (que se compran aparte y ya no vienen incluidas, como en el primer Oasis, "porque el consumidor quiere elegir", según explican desde Amazon) son de dos tipos: de tela —en tres colores— tienen un precio de 44,99 euros y en cuero —en otros tres— 59,99 euros. Aunque elijamos el dispositivo y la cubierta más baratos, el precio se sube a 294,98, cinco euros más que el anterior. Si nos vamos al modelo de más capacidad con 3G y funda premium, el precio se dispara hasta los 400 euros.

AMAZON

Fotos de los almacenes de Amazon España

ESPACIO ECO