INTERNACIONAL

Israel sigue a EEUU y anuncia su retirada de la UNESCO

"Se ha transformado en una organización extraña que ha perdido la senda profesional en pro de los intereses políticos de ciertos países", señala el representante israelí en la organización.

12/10/2017 19:11 CEST | Actualizado 12/10/2017 19:34 CEST
Sebastian Scheiner/ Pool / REUTERS
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante la reunión semanal de su gabinete, el pasado 1 de octubre.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado este jueves que ha dado orden de iniciar los preparativos para que el país abandone la Organización de las Naciones Unidas para Ciencia y la Cultura (UNESCO) y sigue así a Estados Unidos, que ha anunciado hace unas horas su retirada tras denunciar el "sesgo antiisraelí" del organismo.

El representante de Israel ante la UNESCO, Carmel Shama-Hacohen, había recomendado poco antes de conocerse la orden de Netanyahu la salida del país de la UNESCO. "En los últimos años, la UNESCO se ha transformado en una organización extraña que ha perdido la senda profesional en pro de los intereses políticos de ciertos países", ha argumentado, según recoge el diario Yedioth Aharonoth. "Mi recomendación personal al primer ministro Benjamin Netanyahu es que se una a Estados Unidos y se retire de inmediato de la UNESCO", ha apostillado Shama-Hacohen.

El Departamento de Estado norteamericano ha informado este jueves de que Estados Unidos se retirará de forma efectiva de la UNESCO, aunque "desea seguir vinculado a la UNESCO, pero solo como Estado observador no miembro". "Esta decisión no ha sido tomada a la ligera", explica, por el conflicto árabe-israelí y cita además "la necesidad de reforma fundamental" y las "cuotas impagadas".

El Departamento de Estado también aclara que está dispuesto a seguir relacionándose con la UNESCO para aportar su "opinión y experiencia", pero como Estado observador no miembro.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

REUTERS
Irina Bokova, directora de la UNESCO, conversa con la prensa tras conocerse la decisión de EEUU, en la sede central del organismo en París.

En respuesta, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, ha reconocido que han recibido notificación oficial de Washington sobre su retirada de la organización. "Quiero expresar que lamento profundamente la decisión de Estados Unidos de América de retirarse de la UNESCO", ha apuntado Bokova.

En un comunicado, Bokova ha destacado las afinidades entre la misión de la UNESCO y los valores fundamentales del pueblo estadounidense y ha enumerado varios proyectos recientes de colaboración entre Washington y el organismo que dirige. Por ello, ha calificado de "pérdida" para la UNESCO y para la "familia de la ONU" la decisión norteamericana.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha lamentado "profundamente" la decisión de Estados Unidos -aún no se conocía la de Israel- "El secretario general lamenta profundamente la retirada de EE.UU., a la luz del gran papel que EE.UU. ha tenido en la Unesco desde su fundación", dijo a Efe el portavoz Farhan Haq.

En 2011, EEUU había suspendido ya el pago de sus contribuciones en respuesta al ingreso de Palestina en la organización. El voto ya lo tenía suspendido desde 2013 debido a sus deudas.

La UNESCO es la organización encargada de designar los lugares patrimonio de la Humanidad, fomenta la educación sexual, la alfabetización, el acceso al agua potable y la igualdad de género.

UNA RELACIÓN DIFÍCIL

El más polémico de los argumentos de Trump es que supuestamente este organismo no es justo con Israel, uno de sus mayores aliados mundiales. Washington ya había suspendido sus pagos a la UNESCO sencillamente porque dio cabida en la institución a Palestina, reconocida cono estado observador (no miembro) de la ONU en noviembre de 2012, por abrumadora mayoría de la asamblea.

En mayo pasado, Israel también retiró un millón de dólares de sus donaciones a la ONU, con el aplauso de EEUU, enfadado por una resolución de la UNESCO que condenaba las actividades de Israel en Jerusalén Este, ocupada desde 1967 y reclamada por los palestinos como capital de su Estado, y el impacto del bloqueo que el país impone sobre la Franja de Gaza desde hace diez años. Era especialmente dura con los efectos sobre la ciudad vieja de ciudad triplemente santa.

El pasado mes de julio, la UNESCO declaró patrimonio de la Humanidad la Ciudad Vieja de Hebrón, en Cisjordania, y lo vinculó a Palestina, un estado que Estados Unidos no reconoce. En la Ciudad Vieja se encuentra la Tumba de los Patriarcas.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

EL HUFFPOST
La Tumba de los Patriarcas, en Hebrón (Cisjordania).

Esta tumba, conocida para los musulmanes como la mezquita de Abraham, es el lugar que alberga, según las tradiciones judías y coránicas, las tumbas gemelas donde están enterradas tres parejas bíblicas importantes: Abraham y Sara, Isaac y Rebeca, y Jacob y Lea.

En agosto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, trasladó a Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, su convicción de que su país es tratado injustamente en el foro internacional. "No hay duda de que hemos tenido una relación problemática con la ONU. Creo que tiene una obsesión absurda con Israel, con tácticas flagrantemente discriminatorias", le dijo en Jerusalén. La queja fue muy aplaudida por los diplomáticos de EEUU en el país.

Los medios israelíes ven tras este paso la mano de Jared Kushner, el yerno y mano derecha del presidente de Estados Unidos, judío y con numerosos intereses personales y empresariales en Israel.

Curiosamente, esta doble decisión de marcharse de la Unesco por parte de EEUU y de Israel coincide con el anuncio hecho hoy en El Cairo por Hamás y Al Fatah, las dos principales facciones palestinas, para formar un gobierno de unidad, mantener Gaza y Cisjordania bajo un control único y convocar elecciones, poniendo fin a más de una década de desencuentro.