NOTICIAS

Trump saca a Estados Unidos de la Unesco por considerarla "antiisraelí"

Las resoluciones contrarias a la ocupación de su socio en zona palestina han enfadado notablemente a Washington.

12/10/2017 16:36 CEST | Actualizado 12/10/2017 19:04 CEST
Getty Images

Estados Unidos ha anunciado este jueves su retirada de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), mencionando como motivos la necesidad de una reforma y una supuesta "tendencia anti Israel" del organismo multilateral.

"Esta decisión no se ha tomado a la ligera y refleja las preocupaciones de los Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos en la UNESCO, la necesidad de una reforma fundamental en la organización y la tendencia anti Israel continua en la UNESCO", ha asegurado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. El escueto comunicado del Departamento de Estado no ofrece más explicaciones sobre esos argumentos.

Pese a su retirada como miembro, el Gobierno estadounidense ha expresado su deseo de establecer una misión permanente como país "observador" ante ese organismo de las Naciones Unidas.

La portavoz detalla en su comunicado que la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, ha sido notificada tanto de la decisión de Estados Unidos de retirarse de la UNESCO como de su intención de establecer una misión permanente de observación.

El Gobierno de Estados Unidos también ha indicado a Bokova su deseo de seguir colaborando como Estado observador y "aportar opiniones, perspectivas y conocimientos especializados" sobre cuestiones como "la protección del patrimonio mundial, abogando por la libertad de prensa y promoviendo la colaboración científica y la educación".

Nauert ha señalado que la retirada de los Estados Unidos de la UNESCO entrará en vigor el 31 de diciembre de 2018, en cumplimiento con los estatutos del organismo.

La anterior Administración estadounidense del presidente Barack Obama recortó en 2011 la aportación a la UNESCO, lo que repercutió directamente en su capacidad de influencia. El voto ya lo tenía suspendido desde 2013 debido a sus deudas.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Amir Cohen / REUTERS
Un grupo de estudiantes divisa Jerusalén desde un mirador del barrio de Arnona.

LOS MOTIVOS

El más polémico de los argumentos de Trump es que supuestamente este organismo no es justo con Israel, uno de sus mayores aliados mundiales. Washington ya había suspendido sus pagos a la UNESCO sencillamente porque dio cabida en la institución a Palestina, reconocida cono estado observador (no miembro) de la ONU en noviembre de 2012, por abrumadora mayoría de la asamblea.

En mayo pasado, Israel también retiró un millón de dólares de sus donaciones a la ONU, con el aplauso de EEUU, enfadado por una resolución de la UNESCO que condenaba las actividades de Israel en Jerusalén Este, ocupada desde 1967 y reclamada por los palestinos como capital de su Estado, y el impacto del bloqueo que el país impone sobre la Franja de Gaza desde hace diez años. Era especialmente dura con los efectos sobre la ciudad vieja de Jerusalén.

El pasado mes de julio, la UNESCO declaró patrimonio de la Humanidad la Ciudad Vieja de Hebrón, en Cisjordania, y lo vinculó a Palestina, un estado que Estados Unidos no reconoce. En la Ciudad Vieja se encuentra la Tumba de los Patriarcas. Esta tumba, conocida para los musulmanes como la mezquita de Abraham, es el lugar que alberga, según las tradiciones judías y coránicas, las tumbas gemelas donde están enterradas tres parejas bíblicas importantes: Abraham y Sara, Isaac y Rebeca, y Jacob y Lea.

En agosto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, trasladó a Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, su convicción de que su país es tratado injustamente en el foro internacional. "No hay duda de que hemos tenido una relación problemática con la ONU. Creo que tiene una obsesión absurda con Israel, con tácticas flagrantemente discriminatorias", le dijo en Jerusalén. La queja fue muy aplaudida por los diplomáticos de EEUU en el país.

Los medios israelíes ven tras este paso la mano de Jared Kushner, el yerno y mano derecha del presidente de Estados Unidos, judío y con numerosos intereses personales y empresariales en Israel.

"PÉRDIDA PARA EL MULTILATERALISMO"

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, dijo hoy que la decisión de Estados Unidos, después de haber suspendido ya en 2011 el pago de sus contribuciones, es una "pérdida para el multilateralismo y para la familia de Naciones Unidas".

La responsable de la organización de la ONU para la Educación, la Cultura y la Ciencia confirmó en un comunicado que el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, le ha notificado oficialmente esa decisión, que ella "lamenta profundamente".

"En el momento en que la lucha contra el extremismo violento pide una inversión renovada en educación y en diálogo intercultural para prevenir el odio, es profundamente lamentable que EEUU se retire de la agencia de Naciones Unidas que se ocupa de estos asuntos", consideró la directora.

Bokova, que dejará el cargo en noviembre y cuyo sucesor se elige estos días en el Consejo Ejecutivo de la Unesco, se mostró apesadumbrada por la retirada estadounidense, que definió como "una pérdida para la Unesco, una pérdida para la familia de Naciones Unidas y una pérdida para el multilateralismo".

Pese a todo, opinó que la misión del organismo que ha encabezado ocho años "no ha terminado" y que continuará con su trabajo "para construir un siglo XXI más justo, pacífico y equitativo", para lo que se necesita "el liderazgo de todos los Estados".

La búlgara recordó que en 2011, cuando EEUU anunció la suspensión de su contribución económica tras aceptarse la entrada de Palestina en la organización, ya expresó su convicción de que "nunca la Unesco había sido tan importante para Estados Unidos ni Estados Unidos para la Unesco".

Aseguró que durante los ocho años de su mandato, pese a la congelación de los fondos, "profundizamos la asociación entre Estados Unidos y la Unesco, que nunca había sido tan fuerte".