POLÍTICA

Mas: "Si en el Gobierno central pretenden una rendición humillante y vergonzante, no la tendrán"

El expresident recuerda que la CUP y la ANC no gobiernan y ve esencial el reconocimiento exterior

13/10/2017 12:51 CEST | Actualizado 13/10/2017 14:25 CEST
TV3

Si en el Gobierno central "pretenden una rendición humillante y vergonzante, no la tendrán" porque "el derecho a ser un país independiente se ganó en las urnas el 1 de octubre". Esta es la declaración de intenciones que ha hecho el expresidente catalán Artur Mas en plena espera de la respuesta de Carles Puigdemont al requerimiento de La Moncloa.

En una entrevista con TV3, Mas también ha subrayado que ni la CUP ni la Asamblea Nacional Catalana (ANC) "presiden el gobierno de Cataluña", por lo que ha relativizado sus "presiones" sobre Puigdemont y ha considerado esencial el reconocimiento exterior a la independencia.

Mas ha salido al paso del posicionamiento de la CUP y de la ANC, que en las últimas horas han apostado por levantar la "suspensión" de la declaración de independencia de Cataluña al constatar que el Gobierno pretende aplicar el artículo 155 de la Constitución en lugar de iniciar un diálogo.

"Ni la CUP ni la ANC ni ninguna otra entidad presiden el gobierno de Cataluña", ha subrayado Mas, que ha apuntado que "hay un gobierno y un presidente que deben tomar las decisiones que les tocan", más allá de las "presiones y recomendaciones" que puedan recibir.

Según Mas, "hacer presión es relativamente fácil", pero "cada uno hace su papel aquí", de manera que "a las personas que deciden hay que dejarles un margen de maniobra".

"LA INDEPENDENCIA SE DECIDIÓ POR PARTE DEL PUEBLO"

A su juicio, los próximos pasos son responder al requerimiento del Gobierno de Mariano Rajoy a Puigdemont para que aclare si ha declarado o no la independencia, a continuación "el camino es forzar, con aliados externos también, que haya como mínimo una pacificación en la relación entre Cataluña y el Estado español y, acto seguido, el inicio de un diálogo y una negociación".

Si en el Gobierno central "pretenden una rendición humillante y vergonzante, no la tendrán" porque "el derecho a ser un país independiente se ganó en las urnas el 1 de octubre".

"No es que el Parlament declarase o no la independencia de Cataluña, es que, según la propia ley aprobada por el Parlamento de Cataluña, aunque suspendida por el ordenamiento jurídico español, la independencia se decidió por parte del pueblo de Cataluña el día 1 de octubre", ha señalado.

Para Mas, "si no hubiese habido violencia por parte de la Policía, habría dicho que quedaba un pelín cojo todo aquello, porque había garantías que estaban previstas en la ley y que el gobierno de la Generalitat no cumplió porque no pudo cumplirlas como consecuencia de la actuación jurídica del Estado español".

Sin embargo, en su opinión, la "la violencia indiscriminada del Estado español" en la jornada del 1-O "legitima" la independencia, si bien Puigdemont anunció que suspendía sus efectos, una decisión producto del "consenso absoluto" entre el PDeCAT y ERC.

"EL RECONOCIMIENTO EXTERIOR ES ESENCIAL"

Mas ha dicho "confiar" en que la "independencia real" llegará, pero ha recalcado que "el reconocimiento de fuera es esencial", por lo que "hay que tener en cuenta el factor exterior".

El expresidente de la Generalitat no se ha mostrado partidario de marcar límites temporales para los próximos pasos que dar por parte del Govern, porque "ahora los plazos no son la mejor compañía" y Puigdemont y sus consellers ya han "demostrado al cien por cien" que su voluntad de tirar adelante el proceso soberanista es "total".

Sobre la posibilidad de anticipar elecciones, ha explicado que fue una hipótesis de la que "se habló", aunque ha señalado que "las elecciones vendrán en algún momento": "En pura lógica, tal y como están yendo las cosas, toda nuestra batalla es que puedan ser unas elecciones de carácter constituyente, que salga un Parlament que pueda ya orientarse a configurar una Constitución catalana".