POLÍTICA
16/10/2017 09:31 CEST | Actualizado 16/10/2017 11:55 CEST

Reacciones a la carta de Puigdemont: el Gobierno ve falta de claridad y los independentistas, "coherencia"

La CUP, marginada de su redacción, es la única entidad soberanista que la critica.

EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha informado de que el Gobierno ha activado un segundo plazo, hasta las 10:00 horas del jueves, para que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aclare si hubo o no declaración de independencia, ya que su carta no lo hace.

Sáenz de Santamaría ha lamentado que Puigdemont "haya decidido no contestar al requerimiento" que le envió el Ejecutivo y no haya aclarado el asunto. "No era muy difícil decir si sí o no había declarado la independencia, no era una respuesta complicada", ha dicho desde el Palacio de la Moncloa.

"Lo primero que se le exige es que sea claro. Está en su mano que el Gobierno dé o no los siguientes pasos", asegura Sáenz de Santamaría, que cree que la "perseverancia en la confusión" parece responder "a la estrategia de sus apoyos más radicales para tensar la situación al límite" y solo favorece "a quien pretende liquidar la concordia cívica e imponer un proyecto radical y empobrecedor".

La vicepresidenta ha invitado a Puigdemont "a debatir donde se debaten los grandes problemas del país", el Congreso de los Diputados. "El diálogo tiene que hacerse dentro de la ley y con la máxima claridad", critica Sáenz de Santamaría.

"EL DIÁLOGO NO SE EXIGE, SE PRACTICA"

La vicepresidenta apunta que "el diálogo no se exige, se practica" y que el llamamiento a él "no resulta creíble", teniendo en cuanta que Puigdemont se ha negado a debatir con la oposición catalana y que está haciendo "política de hechos consumados" e "imponiendo sus posiciones al conjunto de la ciudadanía".

"Nadie ha tenido tan fácil evitar que se aplique la Constitución", ha dicho, en alusión al artículo 155.

Sáenz de Santamaría ha revelado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido también por escrito a Puigdemont. Entre otras cosas, le ha puntualizado que el propósito del artículo 155 "no es para suspender el autogobierno sino para que la autonomía se ejerza desde la legalidad", ya que considera que "lo primero que ha hecho el señor Puigdemont es saltarse el estatuto de Autonomía".

La vicepresidenta ha añadido que el líder catalán "esta pidiendo cosas que corresponden al conjunto de la ciudadanía y que no puede autorizar ningún presidente del Gobierno" y que, en su carta, "da la impresión de que se dirige mucho mas a los de fuera que a los ciudadanos de Cataluña".

LOS MINISTROS CARGAN CONTRA LA CARTA

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha señalado que la respuesta de Carles Puigdemont sobre si hubo o no declaración de independencia es poco clara y que Rajoy le ha dado hasta el jueves para aclarar cómo volverá a cumplir sus obligaciones. Ha sido el primer miembro del Gobierno en pronunciarse sobre ello.

"Es un poco pronto. El presidente del Gobierno requirió al president Puigdemont que confirmase si se había producido una declaración de independencia y que explicase las medidas que iba a adoptar para retomar el cumplimiento constitucional y de sus obligaciones", ha dicho Catalá.

"La carta que hemos conocido hace unos minutos parece que no va en esa dirección y por tanto no responde a lo que se le ha solicitado", ha añadido, antes de señalar: "La pregunta era clara y parece que la respuesta no lo es tanto".

La pregunta era clara y parece que la respuesta no lo es tanto.Rafael Catalá, ministro de Justicia

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha considerado que la carta "no constituye una respuesta" al requerimiento del Gobierno para que aclarara si ha declarado o no la independencia. "El Gobierno, una vez expirado el plazo a las 10:00 horas, contestará", ha asegurado Dastis.

El jefe de la diplomacia española ha recalcado a los periodistas en Luxemburgo, donde asiste a un consejo de ministros de Exteriores de la UE, que Puigdemont "no ha suministrado la claridad que se le pedía" y que han prevalecido "las influencias más radicales".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, comparecerá a las 10:30 horas en Moncloa para valorar la respuesta que ha dado el presidente catalán.

Por otro lado, el líder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, ha señalado que Puigdemont pretende "reventarlo todo".

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha afirmado que "la única manera de resolver los problemas es mediante el diálogo, pero el único diálogo válido es el que se enmarca en la legalidad" y ha advertido de que lo que no entra en la legalidad "sencillamente no merece ser llamado diálogo".

Durante su intervención en el Foro Navarra Televisión, ha aprovechado para enviar a los ciudadanos "un mensaje de confianza en las instituciones y en un Gobierno que ha demostrado su compromiso con el bienestar en todos los territorios".

Tejeina ha afirmado que "la Constitución se hizo por todos y para todos, y la hicimos bien" porque "nos ha traído el mayor grado de libertad, prosperidad y bienestar, también de autogobierno, y conviene reconocer lo logrado con mucho esfuerzo si no queremos correr el riesgo de perderlo", ha afirmado.

"Las decisiones de la Generalitat están sangrando al pueblo catalán. Lo estamos viendo con la fuga de empresas. La independencia es tan mentira como que no iba a haber consecuencias. Es la gran mentira. Y el apoyo internacional es la otra gran mentira, todo el mundo le ha dado la espalda", ha indicado.

CIUDADANOS PIDE ELECCIONES

Ciudadanos también se ha pronunciado. El secretario general del partido, José Manuel Villegas, ha dicho que Puigdemont sigue sin asumir la realidad e intenta mantener una "ficción que ya ha sido "derruida jurídicamente", dado que las leyes de independencia han sido suspendidas por el Tribunal Constitucional.

Villegas ha cuestionado en RNE la respuesta dada por Puigdemont al requerimiento enviado por el Gobierno para que aclarara si ha declarado o no la independencia. "Ninguna sorpresa", ha concluido, insistiendo en que el líder de la Generalitat debe acabar con el "caos" en el que ha sumido a Cataluña.

"Si el señor Puigdemont, de aquí al jueves, asume su error y convoca elecciones, nos ahorrará a todos tener que aplicar el artículo 155", ha advertido Villegas, para quien "lo más normal y natural" sería que abandonara su "empecinamiento", asumiera el fracaso y fuera él quien llamase a las urnas.

ERC APOYA A PUIGDEMONT

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha aclardo que la propuesta de plazo de dos meses es un "ruego internacional".

"Después de conseguir la complicidad entre ciudadanos e instituciones (el 1-O) toca trabajar la complicidad con los actores internacionales", ha razonado la líder republicana, que considera que la petición de mediación puede ser la semilla del reconocimiento de los resultados de la votación.

En una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, al ser preguntada por el motivo de que Puigdemont no haya especificado en su carta si proclamó o no la independencia, ha replicado que la independencia "la han proclamado los ciudadanos" en el 1-O

"Si la carta o la intervención del Parlament generó tanta confusión que pone en riesgo que quede muy claro que los ciudadanos de Catalunya votaron a favor de la independencia, haremos una votación en el Parlament que implique esto", ha asegurado, aunque ha incidido en que no es necesaria ni lógica.

"Lo que pretendía el requerimiento era cargar la responsabilidad de aplicar el 155 al Govern. Aplicar la represión es una responsabilidad única y exclusiva del Gobierno del Estado", ha avisado.

Rovira ve inviable de que en caso de la aplicación de este artículo, se haga presidente de Catalunya al delegado del Gobierno en la comunidad, Enric Millo: "Se cargarían el artículo 2 de la Constitución. Se tiene que respetar la autonomía. Los ciudadanos escogieron las instituciones de forma democrática".

LOS INDEPENDENTISTAS RESPALDAN LA CARTA

Las entidades independentistas han respaldado la declaración de Puigdemont. Excepto la CUP, que ha criticado su contenido, sus formas y que los hayan excluido de su redacción, y pide proclamar ya la república. Tras su petición, Rovira ha dicho que los grupos que respaldan la independencia en el Parlament comenzarán a hablar "a partir de hoy".

El presidente la ANC, Jordi Sànchez ha asegurado que la "responsabilidad histórica" será de Rajoy si finalmente se aplica el artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía de Cataluña.

"La carta es coherente con lo que se comprometió el presidente Puigdemont el día 10 en el Parlament", ha destacado, en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press. El líder de la ANC ha pedido a los catalanes que estén tranquilos porque se respetará el resultado del referéndum.

Sànchez está citado a declarar en la Audiencia Nacional, investigado por sedición en las protestas contra las detenciones por el 1-O. Sobre ese tema, ha dicho que no está dispuesto a ser "moneda de cambio". "No hay base material, jurídica ni procesal para que hoy no volvamos a casa", asegura.

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, ha avisado de que las entidades soberanistas no renunciarán a sus objetivos, aunque respeta el plazo de dos meses para dialogar con el Gobierno central: "Que nadie nos pida ninguna renuncia pero podemos esperar estos dos meses que nos piden".

Lo ha dicho en declaraciones a Catalunya Ràdio, antes de declarar también como investigado. "Pese al escepticismo, somos generosos con la oferta de diálogo, pero hay que ser exigentes y aplicar el resultado" del 1-O, ha añadido, y ha pedido a los soberanistas que mantengan la unidad y el pacifismo.

Sobre su declaración, ha dicho que no reconoce ninguno de los cargos que se le imputan, y que en ningún caso incitó a la violencia: "Basta ya de judicializar un conflicto político. No somos moneda de cambio".