INTERNACIONAL

Cae Raqqa, la capital del califato del Estado Islámico

Esta victoria en territorio sirio tiene un alto peso simbólico en la lucha contra el grupo yihadista.

17/10/2017 12:25 CEST | Actualizado 17/10/2017 14:00 CEST
REUTERS

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos, han completado este martes la toma de la ciudad de Raqqa, poniendo fin así al dominio del grupo terrorista Estado Islámico en esta localidad del norte de Siria, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

La caída de Raqqa, donde el grupo terrorista liderado por Abú Bakr al Baghdadi realizó desfiles militares para festejar sus conquistas de territorios en 2014, tiene un alto peso simbólico en la lucha contra el grupo yihadista. Desde esta localidad del norte de Siria, los milicianos de negro planearon varios de los atentados perpetrados en los últimos tiempos en Occidente.

Las FDS, una alianza de milicianos árabes y kurdos apoyados por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, ha estado combatiendo contra Estado Islámico dentro de Raqqa desde junio. Un testigo consultado por Reuters ha dicho que los combates parecen haber finalizado y que solo se escuchan algunos disparos esporádicos. Los milicianos de las FDS han celebrado su victoria en las calles, cantando proclamas desde sus vehículos y haciendo ondear su bandera dentro del estadio de la ciudad.

Este martes por la mañana, un portavoz de las FDS ha asegurado que al toma total de Raqqa era cuestión de horas y que solo quedaban por conquistar el hospital y el estadio. Por su parte, un comandante local ha dicho que en Raqqa no quedan combatientes de Estado Islámico ni en el hospital ni en el estadio, los dos últimos puntos de la ciudad en los que seguían y en los que se habían atrincherado por el avance de las fuerzas enemigas.

"Sabemos que todavía hay artefactos explosivos improvisados y trampas en las zonas donde estaba Estado Islámico, por lo que las FDS continuarán limpiando esas zonas", ha afirmado el coronel Ryan Dillon, portavoz de la coalición liderada por Estados Unidos.

En una muestra de que la batalla por Raqqa, que se ha prolongado durante los últimos cuatro meses, está ya cerca de su final, el coronel Dillon ha dicho que no hubo ataques aéreos de la coalición en esta localidad el lunes.

Estado Islámico ha perdido amplias zonas de territorio en Siria y en Irak este año, incluida su ciudad más preciada, Mosul, en el norte de Irak.

¿POR QUÉ RAQQA ES IMPORTANTE?

Raqqa fue la primera ciudad siria que, en el año 2013, cayó bajo el control de quienes entonces eran un grupo de rebeldes sunitas ligados a Al Qaeda y se oponían al gobierno de Bachar al Assad. Desde entonces, estos rebeldes -de los que nacería el Estado Islámico- la convirtieron en su centro de operaciones.

En junio del 2014, el Estado Islámico de Iraq y el Levante anunció la formación de un califato: el gran Estado Islámico en el mundo árabe. Así fueron controlando poco a poco las ciudades en un país que es, en mayoría, de la rama sunita del Islam. Sin embargo, en la breve historia de este grupo, Raqqa siguió siendo la primera ciudad que controlaron y aquella que más tiempo se ha mantenido bajo su mando. Es por la seguridad de esta posición estratégica que los islamistas decidieron mantenerla como su capital.

En setiembre del 2014, tras la captura de la base de Tabqa por parte del Estado Islámico, la coalición internacional, liderada por EEUU lanzó su primer ataque aéreo sobre Raqqa, que dejó el saldo de 30 yihadistas muertos. La Fuerza Aérea de Siria y la coalición bombardean desde entonces la capital del grupo terrorista de manera continua.

Desde el pasado 6 de junio, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) -una alianza armada encabezada por milicias kurdas y a la que apoya una coalición internacional liderada por EEUU sobre el terreno- llevan a cabo el asalto final a dicha población.