POLÍTICA

La Fiscalía estudia cómo hacer que Trapero entre en prisión

Las opciones son dos: un recurso contra el auto que decretaba su libertad o pedir que las pesquisas se amplíen a la misma jornada de la consulta ilegal, el 1-O.

17/10/2017 19:12 CEST | Actualizado 17/10/2017 19:12 CEST
Kiko Huesca / EFE
El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, saliendo de la Audiencia Nacional, ayer.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional está buscando la manera de que el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, entre en prisión, pese a que la juez Carmen Lamela decidió ayer dejarlo en libertad con medidas cautelares como la retirada del pasaporte y comparecencias quincenales.

Según ha informado el diario El País, en la oficina del fiscal mantienen su petición de cárcel, imputado como está Trapero por sedición por la supuesta pasividad de los agentes que comanda en los altercados del 20 y 21 de septiembre, cuando se produjeron protestas masivas contra la Operación Anubis de la Guardia Civil contra los organizadores del referéndum del 1-O. Según fuentes fiscales citadas por este diario, se puede optar por dos fórmulas: "un recurso contra el auto que decretaba la libertad del jefe de los Mossos o pedir que las pesquisas se amplíen a la misma jornada de la consulta ilegal".

Estas mismas vías son las que según la Agencia EFE pueden tomarse, aunque la última cobra más fuerza, que la Fiscalía solicitará ampliar al 1 de octubre -día en el que se celebró la consulta ilegal-, la investigación sobre Trapero. La Fiscalía tiene previsto presentar un nuevo informe o bien ampliar la denuncia tramitada en el mismo juzgado de la Audiencia Nacional, que el lunes acordó prisión sin fianza para los líderes de las organizaciones independentistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, abunda.

En ese informe, la Guardia Civil menciona episodios en los que además de Trapero aparecen otras personas como su superior en el cuerpo, el director de la policía regional de Cataluña, Pere Soler Campins, que podrían ser susceptibles de nuevas imputaciones.

El jefe de los Mossos d'Esquadra quedó en libertad pero se le retiró el pasaporte y tiene prohibido salir de España, además de tener que personarse ante la Justicia cada 15 días. La Fiscalía había pedido para Trapero prisión incondicional sin fianza, por su actuación en el referéndum independentista, suspendido por el Tribunal Constitucional y hoy declarado anticonstitucional.

APLAUSO DE LOS MOSSOS

Trapero, mientras tanto, ha afirmado este martes que el cuerpo siempre ha trabajando con lealtad al Govern y a la autoridad judicial: "Digan lo que digan, es lo que hemos hecho siempre y lo que continuaremos haciendo".

Así se ha pronunciado en un breve discurso a su llegada al complejo central de los Mossos en Sabadell (Barcelona), donde le han acogido comisarios y trabajadores y le han ovacionado.

"No son momentos fáciles pero continuaremos. Vamos a hacer lo que sabemos hacer, lo que hemos hecho toda la vida. Pienso que estamos construyendo una de las mejores policías del mundo", ha defendido Trapero, que ha opinado que los Mossos son una herramienta para mejorar la vida de la gente.

Ha admitido que "son momentos duros y desagradables" los que se viven estos días, pero ha instado al personal y agentes del cuerpo a continuar haciendo lo que saben hacer: hacer bien su trabajo.

"Lo que más me ayuda y al cuerpo es que volváis a vuestro puesto y continuéis haciendo exactamente lo mismo que hemos hecho hasta ahora, esto dignifica al cuerpo y nos hace grandes", ha sentenciado.