INTERNACIONAL

Primeros pasos de Merkel para formar Gobierno con liberales y verdes

La canciller alemana concluye "satisfecha" la primera ronda de contactos.

18/10/2017 18:44 CEST | Actualizado 18/10/2017 18:44 CEST
AFP
La canciller alemana Angela Merkel tras la primera reunión.

Las primera ronda de contactos entre la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel y sus potenciales socios, los Demócratas Liberales (FDP) y los Verdes, que se ha celebrado este miércoles en Berlín, ha concluido con buenas perspectivas para formar gobierno, según ha indicado el secretario general de la CDU, Peter Tauber.

Merkel ha encabezado una delegación de diez personas en representación de la CDU y de su hermano bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU), que se ha reunido por separado con la FDP y los Verdes para explorar las posibilidades de éxito de unas negociaciones formales para formar gobierno.

El objetivo de estos encuentros, ha explicado Tauber, no era abordar los temas sustanciales, sino comprobar que hay los puntos en común mínimos para seguir adelante con lo que la prensa alemana ya ha bautizado como coalición Jamaica, por los colores de los tres partidos: amarillo (FDP), negro (CDU) y verde.

"Han sido muy constructivas, ha habido un buen intercambio", ha dicho Tauber a la salida de las conversaciones entre el equipo CDU-CSU y los liberales. "Tras esta primera reunión, tenemos una buena sensación", ha añadido después de la cita con los Verdes.

Tras esta primera reunión, tenemos una buena sensación

Sin embargo, el propio Tauber ha matizado sus palabras recordando que hay "un largo camino por delante". "Somos muy diferentes y por eso es importante que nos conozcamos y que se genere confianza. Debemos lograr una cercanía personal. No se trata de ser mejores amigos, sino de respetarse", ha aclarado.

LOS TEMAS QUE LES DIVIDEN

Los principales obstáculos para conseguir un acuerdo de gobierno son las discrepancias de los tres partidos en temas como refugiados e inmigrantes, donde el CSU aboga por medidas restrictivas, o la política energética y la producción intensiva en explotaciones ganaderas, cuestiones sensibles para los Verdes.

"Entre Berlín y Jamaica hay unos 8.500 kilómetros de distancia", ha dicho en este sentido la representante liberal Nicola Beer, admitiendo que van a ser necesarios "enfoques creativos" para salvar las diferencias en ciertos asuntos.

"Queremos ver si hay suficientes similitudes para poder gobernar en coalición también en una situación de crisis", han apuntado, por su parte, Katrin Göring-Eckardt y Cem Özdemir, líderes de Los Verdes.

Los liberales y los Verdes mantendrán su propia reunión el jueves y el viernes se dará un encuentro a tres bandas. Si acaba con éxito, los partidos comenzarán las negociaciones formales con el objetivo de conseguir un acuerdo de gobierno antes de que acabe el año.