TENDENCIAS

Demi Lovato: "El trastorno alimenticio es más duro que dejar las drogas y el alcohol"

La exchica Disney habla en el documental 'Demi Lovato: Simply Complicated' sobre su bulimia y problemas con la cocaína.

19/10/2017 14:14 CEST | Actualizado 19/10/2017 22:41 CEST

Demi Lovato ha decidido abrirse en canal. La exchica Disney ha sacado a la luz todos sus problemas (algunos más conocidos que otros) en el documental Demi Lovato: Simply Complicated, (Demi Lovato, simplemente complicada) disponible en su canal de YouTube desde el martes 17 de octubre.

El reportaje, de casi 80 minutos, ofrece "una visión personal e íntima" de la vida de la artista de 25 años, a la que definen como "una de las estrellas del pop más grandes del mundo". La cantante nacida en Albuquerque (Nuevo México, EEUU) habla de sus problemas con el alcohol y las drogas así como de sus trastornos alimenticios y sus rupturas sentimentales.

De esa tormentosa historia de sufrimiento, con muchas subidas y más bajadas, habla en el vídeo y en las entrevistas promocionales que ha llevado a cabo estos últimos días. En plena calma, feliz y diferente, Lovato revela ahora algunos desconocidos y sorprendentes episodios de su vida pasada.

SOBRE LAS DROGAS Y EL ALCOHOL

Lovato empezó a consumir alcohol y drogas cuando tenía 17 años y tocó fondo a los 19. En 2012 ingresó en un centro de desintoxicación de Los Angeles (EEUU). Estuvo allí más de un año. Desde entonces se mantiene alejada de una adición, que le ha llevado a protagonizar episodios como pegar a un miembro de su equipo de baile o estos que ella misma relata.

— "Mi padre fue un adicto y un alcohólico y supongo que quise saber lo que encontró en las drogas y en el alcohol".

— "La [cocaína] camuflaba en los aviones, en los baños, a medianoche. Y nadie lo sabía. No era capaz de estar sobria".

— "Básicamente la pasaba de contrabando y no podía esperar a que todo el mundo en primera clase se durmiera para drogarme ahí mismo. Entraba al baño y lo hacía".

— "Llegué a un punto en el que o estaba drogada o estaba pensado en las drogas".

— "Fui al aeropuerto y me tomé una botella de Sprite llena de vodka. Eran las 9 de la mañana y empecé a vomitar en el coche. Era simplemente para montarme en un avión de regreso a Los Ángeles, al centro de desintoxicación donde me estaba alojando... Tenía toda la ayuda del mundo, pero no la quería".

Getty Images
Demi Lovato, durante la presentación de su documental 'Demi Lovato: Simply Complicated' el 11 de octubre de 2016 en Los Ángeles (California, EEUU).

SOBRE LOS PROBLEMAS ALIMENTICIOS

Superados los problemas con las drogas, la cantante reconoce que hay otros que todavía la persiguen: los alimenticios

— "Siempre estuvieron ahí, pero yo simplemente actuaba como si no. A los 8 o 9 años comencé a comer demasiado, comer compulsivamente. Horneaba galletas y luego me las comía todas. Luego empecé a sentirme infeliz con mi cuerpo. Entonces pasé a desnutrirme pasando hambre, y eso desencadenó que comenzara a vomitar y a ayunar, y era una batalla loca la que se desataba dentro de mí. Fue muy difícil... a veces vomitaba pura sangre, y me di cuenta de que si no me detenía, iba a morir".

— "El trastorno alimenticio siempre estará conmigo. Es algo contra lo que lucharé toda mi vida. Es más difícil y duro que abandonar las drogas y el alcohol, pero sigo en la batalla, que es lo más importante".

— "La comida es mi mayor reto. Me da vergüenza mirar atrás y ver quien fui".

SOBRE SUS RELACIONES SENTIMENTALES Y PERSONALES

Demi Lovato: Simply Complicated sirve a la cantante para hablar de su relación con el actor Wilmer Valderrama, con quien terminó su noviazgo en 2016. Desde entonces, como ha contado en bastantes ocasiones, recurre a apps para ligar, tanto con chicos como con chicas.

— "Nunca he querido a nadie como lo quise a él y aún lo quiero. Nos conocimos el 11 de enero de 2010 y yo pensé inmediatamente: 'Tiene que ser mío'; pero tenía solo 17 años, así que él solo podía pensar en deshacerse de mí. Cuando cumplí los 19 empezamos a salir y creo que fue amor a primera vista. Conectamos a un nivel al que nunca había conectado con nadie. Fue mi roca, lo era todo para mí".

— "La chispa nunca se apagó, pero hay algunos problemas que aún no he superado y sé que nunca lo haré si sigo apoyándome en otra persona para que aplaque la sensación de soledad. Sencillamente no estaba lista y había demasiadas cosas en mi vida que aún no había explorado. Esa fue una de las razones por las que rompimos, porque yo nunca había estado sola. No tuvo nada que ver con que ya no estuviésemos enamorados, más bien decidimos juntos que estaríamos mejor siendo amigos".

— "Hay momentos, de noche, en los que me pregunto si tomé la decisión adecuada porque el amor es como apostar. No sé si le he perdido para siempre. Creo que mi corazón siempre estará con él: lo estuvo, lo está y lo estará. No compartes seis años con alguien sin entregarle un pedazo de ti, y viceversa. Estoy bastante segura de que nunca conoceré a alguien como él, pero estoy tratando de abrir mi mente".

— "Ahora estoy abierta a conectar como humanos, ya sea con hombres o mujeres. No hago distinciones".

SOBRE SU FUTURO

Lovato, quien ha reconocido que las enfermedades mentales (sufre también transtorno bipolar) han sido más duras que las adiciones y quien estuvo a punto de rendirse y acabar con su vida, ve el futuro con esperanza.

— "He cumplido 25 años y he aprendido mucho sobre mí misma. Creo que este documental era una buena oportunidad para compartir con la gente las experiencias que he vivido hasta hoy".

— "Tengo a gente cerca de mí que me sacó de allí y me obligó a cambiar las cosas. Merece la pena vivir la vida. Se puede ser feliz a pesar de los problemas. Todos pasamos por cosas similares. Quiero enviar ese mensaje a mis fans. Es importante que lo recuerden".

MÁS SERIES