TENDENCIAS

El cáncer de mama en hombres es menos frecuente, pero también existe

Una detección temprana es fundamental para lograr una evolución positiva.

19/10/2017 18:21 CEST | Actualizado 19/10/2017 18:21 CEST

El cáncer de mama en hombres es mucho menos común que en mujeres, pero también ocurre. De hecho, representa el 1% de los cánceres de mama y, además, puede aparecer a cualquier edad.

En Canadá, por ejemplo, 230 hombres desarrollan cáncer de mama cada año y 60 de ellos fallecen, según la Sociedad Canadiense del Cáncer.

Como sucede en el caso de las mujeres, una detección temprana del cáncer de mama es fundamental para lograr una evolución positiva. Según indica la Sociedad Canadiense del Cáncer, cuando a un hombre se le diagnostica cáncer de mama en fase I tiene una tasa de supervivencia del 96% para los siguientes cinco años. En contraste, cuando la enfermedad se detecta en la fase IV, esa tasa se reduce al 24%.

jessicaphoto via Getty Images

Por ese motivo, es importante que también los hombres conozcan los factores de riesgo del cáncer de mama y cuáles son los síntomas a los que deberían prestar atención para ir al médico. A continuación se incluye la información esencial para conocer mejor esta enfermedad relativamente infrecuente, pero peligrosa.

Los hombres también tienen tejido mamario

Todo el mundo nace con una pequeña cantidad de tejido mamario. En el caso de las mujeres, se desarrolla en la pubertad. En los hombres no se desarrolla, pero tampoco desaparece. Los hombres trans también tienen tejido mamario y, por ello, conviene que se mantengan atentos a posibles síntomas de cáncer de mama. Los trans, las personas de género no binario y las mujeres deberían hablar con un profesional sanitario para conocer su perfil de riesgo personal.

¿Qué tipo de cáncer de mama puede desarrollar un hombre?

Según la Clínica Mayo, existen tres tipos de cáncer de mama que pueden desarrollar los hombres: carcinoma ductal, carcinoma lobulillar y la enfermedad de Paget del pezón.

jessicaphoto via Getty Images

El carcinoma ductal, que se empieza a desarrollar en los conductos de leche, supone la práctica totalidad de los casos de cáncer de mama que puede padecer un hombre. El carcinoma lobulillar surge en las glándulas mamarias y es muy infrecuente entre los hombres porque tienen muy pocos lobulillos. Por su parte, la enfermedad de Paget del pezón es otro tipo muy infrecuente de cáncer de mama que se inicia en los conductos de leche y se extiende hasta el pezón, cuya piel empieza a escamarse y desarrollar costras.

Factores de riesgo en los hombres

El cáncer de mama en hombres es más común entre los de edad avanzada, según señala la Clínica Mayo, y alcanza su máxima incidencia en el intervalo de 68 a 71 años. Quienes toman medicamentos que contienen estrógenos están sometidos a un riesgo mayor, así como sucede con los que tienen antecedentes familiares.

RoBeDeRo via Getty Images

Las enfermedades del hígado, de testículos, la obesidad, la exposición a una radiación elevada y padecer el síndrome de Klinefelter son otros factores de riesgo en los hombres, según la Sociedad Americana contra el Cáncer.

Los síntomas pueden variar

Un bulto o inflamación, normalmente indoloros (pero no siempre), secreción del pezón, piel más arrugada, pezones invertidos o hundidos, enrojecimiento o descamación del pezón son los síntomas principales del cáncer de mama en hombres, según la Sociedad Americana contra el Cáncer.

Atención a los indicios de propagación

El cáncer de mama en hombres puede propagarse más allá del tejido mamario, hasta los ganglios linfáticos o incluso más, según advierte la Sociedad Americana contra el Cáncer. Si el cáncer se propaga, también puede notarse un bulto o una inflamación en los ganglios linfáticos de las axilas o alrededor de la clavícula, aunque no se note nada en el pecho en sí.

Si los ganglios linfáticos se inflaman más de lo normal, es recomendable ir al médico.

PeopleImages via Getty Images

Otras posibles causas de estos síntomas

Hay que tener en cuenta que no toda inflamación en el pecho está causada por el cáncer. Muchas pueden estar causadas por una ginecomastia, un aumento de tamaño del tejido mamario causado por un desequilibrio hormonal. Esta afección no es mortal.

La importancia de ir pronto al médico

Cuando la enfermedad se detecta pronto, la evolución prevista es muy positiva, sobre todo si aún no se ha extendido más allá del tejido mamario. Sin embargo, muchos hombres tardan en ir al médico debido a varias razones.

vgajic via Getty Images

Por ejemplo, por vergüenza de algunos síntomas como el desarrollo del tejido mamario o incluso el desconocimiento de que el cáncer de mama también puede afectar a los hombres.

¿Importan los genes BRCA?

Los genes BRCA reciben este nombre a partir de las primeras letras de Breast Cancer (cáncer de mama en inglés). Mucha gente sabe que las mujeres con el gen BRCA2 corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama o de ovarios, pero no todo el mundo es consciente de que los hombres también pueden heredar ese gen, que incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama y de próstata.

Si alguno de tus padres o hermanos tiene el gen BRCA2, puedes hablar con algún asesor genético para conocer mejor tu situación y qué pruebas conviene que te hagas.

Obtención de diagnóstico

El proceso para diagnosticar el cáncer de mama en hombres es parecido al de las mujeres: palpaciones en busca de bultos o inflamaciones, biopsias para comprobar si hay tejido canceroso, mamografías y exámenes por ultrasonido en busca de anomalías.

Getty Images

Si se detecta tejido canceroso, es necesario someterse a más pruebas para determinar qué clase de cáncer es y en qué estadio se encuentra. Solo entonces se puede saber cuál es el tratamiento más adecuado.

Tratamiento del cáncer de mama en hombres

Las opciones de tratamiento dependen de diversos factores, como el tipo de cáncer, el estadio de la enfermedad, tu historial médico particular y tus propias preferencias. Los tratamientos más frecuentes suelen ser una intervención quirúrgica, quimioterapia, radioterapia y terapia hormonal.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Canadá y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.