TENDENCIAS

La única pregunta que NUNCA debes hacer a Daniel Radcliffe

Y no, no es sobre Harry Potter.

19/10/2017 13:31 CEST | Actualizado 19/10/2017 13:54 CEST

Daniel Radcliffe está dispuesto a hablar de casi todo, incluso de la franquicia mágica (ejem... Harry Potter) que lo llevó a la fama. Pero, si alguna vez tienes la oportunidad de charlar con el actor, hay una pregunta que deberías evitar a toda costa, tal y como descubrió la edición estadounidense del HuffPost en una entrevista que le hizo hace unos días.

No preguntes a Daniel Radcliffe sobre lo duro que es ser actor.

Técnicamente, nuestros compañeros ni siquiera se lo preguntaron. Él mismo sacó el tema.

"Nadie quiere oír a los actores hablar sobre lo duros que son los rodajes", comentó Radcliffe en cuanto le preguntaron qué era de lo que más orgulloso se sentía de su nueva película. En Jungle, que no tiene fecha de estreno en España, se narra la historia real de supervivencia de Yossi Ghinsberg, un hombre que, en contra de todo pronóstico, sobrevive durante tres semanas atrapado en el Amazonas.

La irritación de Radcliffe con los intérpretes que se congratulan de sus hazañas salió a relucir cuando le preguntaron por su transformación en la película, ya que el actor se quedó casi tan delgado como Dobby para el rodaje.

"Otra vez, no quiero...", comenzó Radcliffe; "una de mis manías son los actores que... Creo que el clásico ejemplo son las películas de boxeo, cuando el actor habla sobre lo duro que ha sido el entrenamiento y todo eso. Pero, vamos, que hay personas que son boxeadores", recalca Radcliffe. "Los boxeadores existen".

Y prosigue: "No es algo que nos haga especiales, joder. Quiero tener cuidado con esto... Yo después me iba a casa o me quedaba en un hotel por la noche, pero Yossi lo vivió de verdad. Así que no quiero ponerme en plan: 'Oh, sí, fue muy duro".

(Nota mental: no enseñarle nunca a Daniel Radcliffe vídeos de Leonardo DiCaprio hablando del rodaje de El renacido.)

Aunque Radcliffe no quiera reconocerlo, el rodaje de Jungle en Colombia y Australia fue, sin duda, estresante. El actor contó al HuffPost que en una ocasión el tiempo impredecible obligó a retrasar una escena clave durante una semana porque el set se inundó de la noche a la mañana y el agua alcanzó unos tres metros de altura. Radcliffe explicó que a veces todos los cámaras tenían que amontonarse en una roca diminuta junto a los rápidos del río.

Pero no sólo habló de eso: también entró al trapo cuando le preguntaron por una de sus aficiones más frikis, el fantasy-fútbol, y cuando tuvo que elegir a los personajes que le gustaría interpretar en el futuro.

¿Es verdad de que estás muy metido en el fantasy-fútbol?

Sí, sí. Totalmente. De hecho este fin de semana fue uno de los mejores. He ganado en mis dos partidos. Gracias por preguntar.

Estoy en dos ligas, una que dirijo y otra en la que llevo unos años. Este año por primera vez en mucho tiempo me está yendo bien de verdad. Siempre he estado metido. A la gente le extraña, porque me ven como muy inglés. Pero soy un fan obsesivo del fútbol americano.

Esta película tiene escenas muy intensas, pero la historia real es incluso más loca. Yossi se cayó y un palo le atravesó el recto.

Tiene un par de cosas, como el momento en el que me corto un trozo de cabeza. Tenía un gusano en la cabeza y tenía que quitármelo. La escena es horrenda. Esa es una de las cosas que le pasaron a Yossi en la vida real, creo que tuvo que quitarse unos 18 de esos, no sólo uno. Y nosotros pensábamos: no, es imposible. Hay un límite en lo que la gente puede ver.

Siempre que veo algo que dice que está basado en una historia real, lo miro con sospecha. Me pongo alerta y pienso: "Vale, pero, ¿cuánto de eso es realmente cierto?". Por eso después de leer el guión, también leí el libro de Yossi y pensé: "Guau, la verdad es que tuvieron que cortar un montón para hacerlo más creíble".

Sé que no quieres hablar de las dificultades por las que tuviste que pasar, pero tu transformación es bastante dramática.

No soy un actor de método ni nada por el estilo, pero siento que haría mi trabajo más difícil si me fuera a casa y cenara todas las noches filete con patatas... así que reduje bastante lo que comía. Dos o tres semanas antes de la última escena comía una ración de pescado o de pechuga de pollo y una barrita de proteínas todos los días. Y unos dos días antes de esa escena, directamente dejé de comer. Ayuda con el look, pero... hay algo auténtico en ese tipo de agotamiento, esa sensación de cansancio en las piernas fue muy útil, y también en esa última escena, cuando el set se inundó, fue sobrecogedor; tenía un trozo de chocolate en el frigorífico a punto para comérmelo cuando acabáramos. Aunque luego, el martes por la noche me fui a casa. Y me comí todo. Así que retrocedí una semana... y tuve que volver a hacerlo [la dieta] una semana más.

Si interpretaras el papel de otro personaje de la vida real, ¿quién sería?

Hay dos historias reales que me fascinan y que nunca se han convertido en películas increíbles, que yo sepa. Por un lado, la de una mujer llamada Dr. James Barry, que tuvo una vida extraordinaria. Fingió ser un hombre durante toda su vida y luego se convirtió en una de los médicos más experimentados de Inglaterra, fue la primera en realizar una cesárea [...] e incluso fue a la guerra de Crimea. Hasta su muerte no se descubrió que había sido una mujer. Dejó instrucciones en su despacho para que nadie desvistiera su cadáver y para que la quemaran con la ropa [...]. Es una historia increíble. Y también acabo de ver el documental The Roosevelts, de Ken Burns, y me pregunto por qué no ha habido una película realmente buena de Eleanor Roosevelt. Esa película tiene que hacerse.

El thriller 'Jungle', dirigido por Greg McLean, se estrena en Estados Unidos el 20 de octubre.

Esta entrevista se ha condensado y editado para mayor claridad.

El artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido y adaptado del inglés por Marina Velasco Serrano

'Harry Potter': así eran y así son