VIRALES

Prohíben a una niña hacer la comunión con un traje chaqueta blanco

A Cady, de nueve años, le dijeron a última hora en su escuela de Indiana (EEUU) que sólo podía recibir el sacramento con un vestido. Toda la familia ha abandonado la comunidad.

19/10/2017 20:05 CEST | Actualizado 19/10/2017 20:18 CEST

Tenía que ser un día grande, el de su primera comunión, pero ha acabado siendo una pesadilla. Cady Mansell, una niña de nueve años de Indiana (EEUU), ha saltado a los medios y las redes sociales porque la iglesia en la que iba a recibir el sacramento -la de su escuela católica- le ha impedido participar en la ceremonia para la que llevaba meses preparándose sólo por un motivo: ella quería acudir vestida con un traje blanco de chaqueta y pantalón, pero la orden es que las niñas, por fuerza, tenían que llevar vestido. El código de vestimenta se dio a conocer después de que se corriera la voz de que iría en traje y cuando ya la compra estaba hecha.

Según relató su madre, Chris, en Facebook, el pasado 10 de octubre, la pequeña acude a clases en una escuela católica y tenía que hacer la comunión ese domingo. "Ella ama los trajes y los usa a menudo. Como inicialmente no había un código de vestimenta para el evento, asumimos que podría usar un traje. Salimos todos y terminamos encontrando el atuendo perfecto en un fin de semana, uno que la hacía sentirse hermosa y segura", relata. Era agosto, con lo que tenían tiempo suficiente para hacerle algunos arreglos que adaptaran el conjunto al cuerpo de la niña.

(Puedes seguir leyendo tras las fotos...).

Facebook

Facebook

Sin embargo, sólo tres días antes del evento, los profesores del centro llamaron a la mujer y le dijeron que habían escuchado el rumor de que Cady iba a vestir un traje. Ella lo confirmó y entones ellos le dijeron que era imposible que se presentase así en la ceremonia porque violaba el código de conducta, que nunca antes les habían indicado. Tras mucho insistir, le dijeron que por ser una niña tenía que ponerse un vestido. "Mi hija quedó desolada", contaba la madre, que insistía en que en agosto, cuando se convocó la cita, sólo dijeron que estaba prohibido que las niñas llevasen algún tipo de tirantes en los hombros o que, en todo caso, se cubrieran con un jersey blanco.

En declaraciones a la BBC, la mujer ha dicho que le ofrecieron que cambiase su traje por un vestido o que optase por recibir la comunión en una ceremonia privada, a lo que se negó. Una salida suponía contravenir los deseos de la menor, que además ya había acudido a otras ceremonias religiosas en el centro con un traje sin que hubiera habido problema alguno, y la otra, impedir que compartiese un día importante con sus compañeros y amigos.

Este episodio amargo no sólo ha hecho que Cady busque un nuevo colegio y una nueva parroquia, sino que su padre también se ha quedado sin trabajo, puesto que era profesor ayudante en el centro, el San Juan Bautista, que ha vetado a su hija. El hombre ha tenido que aguantar que un catequista le dijera que estaba criando "mal" a la menor, según el Daily Mail.

Cady es una niña feliz que adora los trajes desde los cuatro años, que se define como una amante de las jirafas, los legos, los libros, las sopas de letras, los superhéroes... y los trajes. Y ahora ha encontrado una comunidad en la que todo eso se respeta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Llegan las primeras comuniones civiles: ¿qué te parecen? (VOTA)

- ¿Y si mi hijo me lleva la contraria sobre hacer la comunión?

- Así son las comuniones en la era Pinterest

- Un juez determina que una niña debe hacer la primera comunión