POLÍTICA

El Gobierno aplicará el 155 tras amenazar Puigdemont con aprobar en el Parlament la DUI

El president reconoce que no se votó en el Parlament la declaración y el Consejo de Ministros aprobará las medidas el sábado

19/10/2017 10:56 CEST | Actualizado 19/10/2017 19:27 CEST
AFP

Continúa el precipicio al haber acabado este jueves el segundo plazo dado por el Gobierno para contestar al president catalán. Carles Puigdemont ha remitido una misiva en la que dice que "si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión", el Parlament "podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el día 10". A la Moncloa esto no le vale y sigue adelante en la aplicación del 155 -por el que se retirarán competencias a Cataluña-.

Puigdemont sí reconoce esta vez en la carta explícitamente que en su comparecencia del 10 de octubre el Parlament "no votó" ninguna declaración de independencia y hace hincapié en que su "suspensión continúa vigente". "Pese a todos estos esfuerzos y nuestra voluntad de diálogo, que la única respuesta sea la suspensión de la autonomía indica que no se es consciente del problema y que no se quiere hablar", escribe el líder catalán.

La carta es de un folio, más corta que la del pasado lunes. En ella, el president explica que el 1 de octubre el pueblo de Cataluña "decidió la independencia en un referéndum con el aval de un elevado porcentaje de los electores", "superior al que ha permitido al Reino Unido iniciar el proceso del 'brexit' y con un número de catalanes mayor del que votó el Estatut".

EL CONSEJO DE MINISTRO APROBARÁ LAS MEDIDAS DEL 155 EL SÁBADO

Pero para el Gobierno esa respuesta no es válida. Apenas unos minutos después de conocerse la carta, Moncloa ha emitido un comunicado en el que constata la negativa del presidente catalán a atender el requerimiento. Y anuncia: "En consecuencia, el Gobierno de España continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado de manera extraordinaria un Consejo de Ministros el próximo sábado, en el que se aprobarán las medidas que se enviarán al Senado para aplicar el 155. El trámite en la Cámara Alta podría completarse a finales de la semana que viene o principios de la que viene (30 o 31 de octubre).

Denuncia Moncloa la actitud de los responsables de la Generalitat de "buscar, deliberada y sistemáticamente, el enfrentamiento institucional a pesar del grave daño que se está causando a la convivencia y la estructura económica de Cataluña". Por ello, pondrá "todos los medios" a su alcance "para restaurar cuanto antes la legalidad y el orden constitucional, recuperar la convivencia pacífica entre ciudadanos y frenar el deterioro económico que la inseguridad jurídica está causando en Cataluña".

En su comunicado, el Gobierno afirma que está cerrando en estos momentos una respuesta mayoritaria y consensuada al desafío secesionista con distintas fuerzas políticas, a las que agradece su apoyo. El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha hecho posteriormente una declaración institucional en la que ha leído el comunicado emitido por Moncloa previamente.

GENERALITAT

GENERALITAT

Continúa esta guerra de nervios. Tras conocerse las cartas, una delegación del Gobierno y del PSOE se ha reunido para ultimar las medidas a adoptar el próximo sábado, con la presencia de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la exministra socialista Carmen Calvo. El Ejecutivo tiene que enviar un documento al Senado con las propuestas. Posteriormente, se deberá reunir la Comisión General de las Comunidades Autónomas -o una comisión creada ad hoc- y se abrirá un periodo de alegaciones para que pueda contestar la Generalitat. Después se tendría que reunir el Pleno del Senado y aprobar las medidas por mayoría absoluta (el PP la tiene en la Cámara Alta y, además, contaría con el apoyo de los socialistas y de Cs).

Los socialistas siguen brindando un apoyo al Gobierno en estos momentos. El secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha reafirmado en una rueda de prensa su soporte al 155, aunque ha dicho que espera que su aplicación sea "lo más breve posible" y "muy, muy limitada". Una vez se conozcan al detalle las propuestas, el PSOE determinará si su apoyo es "absoluto, relativo o en qué grado". Desde Ciudadanos, Albert Rivera ha reclamado a Rajoy que utilice este precepto para convocar elecciones autonómicas.

De manera paralela, en el Parlament en Barcelona se han reunido representantes de Junts pel Sí y la CUP para abordar esa declaración de independencia en la Cámara Autonómica al avanzar el Gobierno que continuará con los trámites para el 155. Este miércoles por la noche, Puigdemont recibió el apoyo del PDeCAT para llevar a cabo una DUI en caso de que se aplicara el temido artículo constitucional. Hasta ese momento, el partido de president era el más reticente del bloque independentista a llegar a esta situación y recibía las presiones de la CUP y ERC.

En esa reunión, los independentistas han estudiado la posibilidad de que la declaración de independencia de Cataluña sea aprobada por el Parlament en el debate de política general o bien en un pleno monográfico, porque ambos tipos permiten proponer una resolución sin alterar el orden del día.

Muy atentos a Cataluña, Madrid... y el País Vasco. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha hecho en Vitoria una "declaración al Gobierno español" afirmando que "nunca se ha proclamado la Declaración de Independencia Unilateral (DUI), y por lo tanto no debe procederse en ningún caso a la aplicación del artículo 155 de la Constitución". Hay que recordar que los votos del PNV son muy necesarios para el Gobierno para sacar adelante los presupuestos y poder completar la legislatura.

MÁS SERIES