NOTICIAS

La ITV cambia: ahora podrás pasarla en otra estación si la prueba te sale desfavorable

Un 20% de los vehículos circulan por las carreteras españolas sin haber pasado la ITV.

20/10/2017 17:13 CEST | Actualizado 03/11/2017 22:01 CET
EFE

Los nervios invaden a muchos conductores cuando tienen que pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de su coche. Tanto que hasta un 20% de los vehículos circulan por las carreteras españolas eluden esta obligación, según los datos de la asociación nacional de vendedores de vehículos a motor Ganvam.

Todos los vehículos que superen los cuatros años de edad tienen la obligación de pasar este examen cada dos años. Un vez que el coche sople las velas por décima vez, la prueba se hará de manera anual. La razón de la existencia de la ITV es comprobar que el vehículo funciona adecuadamente y que no supone un peligro para la circulación.

Señal de tráfico indicando una ITV

¿Qué se comprueba en una ITV? Estos exámenes comprueban, entre otras cosas, los datos del vehículo, las lunas, los cinturones, el alumbrado, los frenos y el motor. En el caso de que únicamente halla fallos leves, se aprueba el examen, pero en el caso de que sean fallos graves, el usuario debe arreglar los desperfectos y volver a pasar el examen en un plazo determinado. El periodo para corregir errores difiere según cada comunidad autónoma, al ser una competencia autonómica, aunque lo normal es que sean dos meses.

Hasta ahora ese examen de recuperación para el coche debía pasarse en la misma estación donde se había hecho la primera prueba. Sin embargo, este viernes el Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto que flexibiliza los exámenes y permite cambiar de ITV si el resultado es negativo.

Además, el ministerio de Economía también destaca que si un coche pasa por adelantado la ITV, no significará que se modifique la fecha prevista para la siguiente. Esto ocurrirá siempre que ese adelanto del examen no supere un mes.

Por otro lado, a partir de ahora, España reconocerá las inspecciones técnicas de vehículos realizadas por otros países de la Unión Europea cuando se compre un coche en el extranjero para posteriormente matricularlo en el país.

La asociación empresarial AECA-ITV, sin ánimo de lucro, que agrupa a las empresas que hacen las ITV, ha calificado de "paso importante" este cambio regulatorio. "Permitirá contar con una inspección más exigente que evite posibles fraudes y manipulaciones en los vehículos y en lo referente a emisiones contaminantes", explica.

El sector del automóvil critica que la propuesta del ministro de Economía, Luis de Guindos no liberalice el sector para permitir que concesionarios y talleres puedan pasar la ITV. "La entrada de nuevos actores hubiera supuesto dotar al sistema actual de ITV de precios más competitivos y mayor eficacia", señala Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de Ganvam.

Sin embargo, desde AECA-ITV celebran esa decisión. "El nuevo reglamento avala el actual sistema de ITV en España, independiente, imparcial y objetivo, al mantener y reforzar la independencia de los operadores de ITV, mediante incompatibilidades concretas (comercio de vehículos y transporte) y la exigencia de acreditación para todas las estaciones de ITV", señala la asociación.