VIRALES

El truco de limpieza que devolverá a tus zapatillas blancas a la vida

Si te gusta llevar los zapatos relucientes, esto es para ti.

23/10/2017 13:56 CEST | Actualizado 23/10/2017 13:56 CEST

No hay nada como unas zapatillas nuevas: tan limpias, tan brillantes, tan llenas de vida... y tan fugaces.

Cualquier persona que haya tenido unas Converse, unas Keds o cualquier zapatilla blanca, era consciente al comprarla de estar suscribiendo una suerte de contrato mental consigo misma con el que reconocía y aceptaba la suciedad y los arañazos que estaban por venir.

Cualquier persona salvo una estudiante universitaria de Texas (EEUU), que puso empeño a la hora de recuperar la luz en sus deportivas y lo consiguió. La pasada semana la usuaria de Twitter @Sarahtraceyy compartió una foto del antes y el después de lavar sus Converse. Prepárate para ser testigo de la transformación:

"Hago milagros", escribió junto a la foto, que lleva más de 1.300 retuits y 9.400 me gusta. A continuación compartió su método de limpieza: una mezcla de bicarbonato y detergente en una proporción de 1:1,5 aplicado con un cepillo de dientes, aclararlo, meterlo a la lavadora, algo de talco para bebés y a dejarlo secar.

Algunas personas respondieron que les gustaba más cómo quedan las zapatillas desgastadas. La empresa Converse, por lo visto, opina lo mismo. Una portavoz se negó a exponer el método de limpieza preferido por la marca, aunque en su página web, junto con la de otras tiendas, se sugiere emplear un jabón suave y agua. Aun así, la portavoz explicó que la empresa prefiere que las zapatillas estén desgastadas.

"A todos nos gusta limpiar y cuidar nuestras prendas preferidas, pero hay algo especial en unas Converse Chuck Taylor All Stars que se vean muy llevadas y demuestren ser muy queridas por su dueño", apuntó. "La zapatilla parece mejorar cuanto más se lleva: se hace más interesante y muestra una vida llena de historias y recuerdos... hay cosas que mejoran con la edad".

No estamos seguros de apuntarnos al sentimentalismo que apoya tener unas zapatillas sucias, pero lo aceptamos.

"Esa es la belleza de Chuck. Acaban formando parte de tu historia y no tienen por qué mantenerse impolutas, deben ser unas compañeras de vida", añadió la portavoz.

Puede que tengan que ser compañeras de vida, pero no podemos negar que estamos impresionados con el trabajo de limpieza llevado a cabo por Tracey.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.