INTERNACIONAL

El perro de Macron, cazado orinando en plena reunión con sus ministros

El presidente francés se pone hasta colorado en el momento...

23/10/2017 16:45 CEST | Actualizado 23/10/2017 16:55 CEST

Nemo es una estrella. Puede que nada más leer su nombre pienses en la película de Pixar, pero no, hablamos del perro del presidente francés, Emmanuel Macron, que se ha convertido en el protagonista de la prensa francesa (y la internacional) estos días.

El animal, un labrador negro cruzado con grifón de casi dos años, adoptado por Macron y su mujer Brigitte, ya ocupó más de una portada tras recibir a los líderes que acudieron al Elíseo para una cumbre. Ahora, lo ha vuelto hacer, aunque por un motivo bien diferente. Esta vez ha sido "cazado" orinando en el despacho del presidente francés, que estaba reunido con varios de sus ministros.

El diario Le Parisien da más detalles sobre este asunto: el momentazo de Nemo interrumpió la reunión sobre inversiones que estaba manteniendo en su despacho Macron con Benjamin Griveaux, ministro de Economía y Finanzas; Julien Denormandie, de Cohesión Territorial; y Brune Poirson, de Ecología. Mientras los dos primeros ministros se echan a reír, Poirson dice: "Me dije a mí mismo: ¿pero qué está sonando?". Y era Nemo haciendo pis en una dorada chimenea, que data del siglo XVIII.

Macron, riéndose y hasta colorado, dice que su mascota acaba de hacer "algo bastante excepcional". "¿Pasa a menudo?" pregunta Julien Denormandie. "No. Has desencadenado en mi perro un comportamiento totalmente inusual ", responde riendo el presidente, que intenta continuar la reunión mientras limpian la orina del perro.