POLÍTICA

Una semana de 155 infartos

El Parlament celebra el jueves un Pleno, Puigdemont estudia ir al Senado y la Cámara Alta aprobará el viernes el 155.

23/10/2017 20:14 CEST | Actualizado 23/10/2017 20:14 CEST
Getty Images

Una semana de infarto, días históricos, choque de trenes. Se agotan las expresiones y los lugares comunes que acompañan a la crisis catalana. Y es que los acontecimientos van más rápido que los diccionarios y mutan constantemente. Cada segundo un giro, un cambio de guión.

Pero sí, esta semana es crítica. Se vivirán cosas en España que nunca imaginamos. Una historia que tiene dos escenarios principales, dos cámaras: el Senado y el Parlament. En la primera se tramitará definitivamente la aplicación del artículo 155, y en la segunda se hará un pleno el jueves, como avanzó Carles Puigdemont, para responder al "ataque" que suponen las medidas del Gobierno y actuar "en consecuencia", con la posibilidad de una declaración unilateral de independencia. Y en este juego de tiempos: el presidente catalán estudia comparecer en la Cámara Alta (algo que podría suceder el jueves por la tarde o el viernes por la mañana).

Este lunes ha servido para marcar los territorios y las hojas de ruta a seguir. El Senado, tan criticado en la vida política y entre los ciudadanos por su aparente irrelevancia, ya está preparado para dar el visto bueno a una de las decisiones más duras de nuestra democracia. Durante esta jornada, los grupos parlamentarios han registrado los nombres de los 27 senadores (15 del PP, 6 del PSOE, 2 de Podemos y un representante de ERC, PDeCAT, PNV y del Grupo Mixto, respectivamente), que participarán en la comisión del 155, antes del Pleno definitivo del viernes.

EFE

ECHA A ANDAR LA TRAMITACIÓN DEL 155 EN EL SENADO

El trámite parlamentario es el siguiente: la Comisión se constituirá este martes a las 13 horas y posteriormente nombrará a una Ponencia, que elaborará un dictamen sobre las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros extraordinario (que suponen, entre otros aspectos, el cese de Puigdemont y sus consellers y la convocatoria de elecciones en un plazo máximo de seis meses). Desde este martes hasta el jueves por la mañana, se abre un periodo para que se puedan registrar enmiendas por parte de los grupos y para que pueda presentar documentos y alegaciones Puigdemont o alguien de su Govern.

García-Escudero ofrece a Puigdemont que hable en el Pleno extraordinario del Senado el viernes

El presidente está estudiando aparecer en persona en el Senado para defenderse ante la aplicación del artículo 155. Todavía no lo ha confirmado, pero tiene la disposición de hacerlo. ¿Y cuándo sería el momentazo en Madrid? El vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, ha dicho en un primer momento que debería ser en la reunión de la Comisión del jueves a las 17 horas. Pero, el presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, ha ofrecido posteriormente la posibilidad de que pueda expresarse en el Pleno extraordinario del viernes en el que se aprobarán las medidas -en el caso de que tenga el jueves por la tarde Pleno en el Parlament-. Si fuera el viernes, el presidente catalán hablaría ya con el dictamen de la Comisión del 155 aprobado y sin posibilidad de alegaciones.

EL JUEVES CITA EN EL PARLAMENT: ¿HABRÁ DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA?

Un juego de tiempos al límite. En el Parlament catalán tienen previsto celebrar un pleno monográfico el jueves, en el que podría incluso aprobarse una declaración unilateral de independencia. La Junta de Portavoces ha dado cauce al anuncio hecho por Puigdemont el sábado por la noche con el fin de contestar a las medidas del 155 acordadas por Rajoy.

La hora no se ha fijado todavía a la espera de la decisión del president de acudir al Senado y que, en caso afirmativo, pueda compatibilizar estos dos procesos parlamentarios. Lo que sí se sabe es que la Junta de Portavoces ha decidido que al finalizar el Pleno del Parlament los grupos puedan presentar resoluciones -lo que podrían aprovechar Junts pel Sí y la CUP para incluir un texto de declaración de independencia-.

EFE

El presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Lluís Corominas, no ha concretado si el Pleno del Parlament del jueves servirá para someter a votación la declaración de independencia. El president Puigdemont, en la segunda carta enviada a Rajoy por el requerimiento, amenazó con ello diciendo que si el Gobierno impedía el diálogo y continuaba con la "represión", el Parlament podría proceder a votar la declaración formal de independencia que no votó el 10 de octubre.

Surgen entonces una serie de preguntas y de dudas temporales. ¿Declarará la independencia el Parlament el jueves por la tarde antes de que el Senado apruebe definitivamente el 155? ¿Se proclamará la independencia y al día siguiente aparecerá Puigdemont en Madrid en la Cámara Alta?

Los socios de Puigdemont siguen apretando hacia el extremo máximo. Desde ERC, Sergi Sabriá, ha asegurado: "La mejor respuesta al ataque del 155 es la república catalana". La CUP presiona para que sea ya esa declaración y ha avanzado que van a realizar acciones de "lucha no violenta" para criticar la aplicación del artículo 155.

Ante estas especulaciones sobre la DUI, se ha escuchado muy atentamente el aviso que ha hecho el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, que ha asegurado que si Puigdemont declara la independencia, "tendrán que ser las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado las que procedan a su detención", ya que "es cuestión de las fuerzas de orden público".

A no ser que se produzca un giro inesperado, el 155 estará aquí el viernes. No obstante, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado que el Senado tiene capacidad para adaptar el texto del Gobierno ante lo que pueda suceder en la Generalitat y en el Parlament durante la semana. Pero los partidos que acordaron las medidas -PP, PSOE y Cs- no ven a Puigdemont dando un paso atrás. Desde el mundo económico se ha intentado frenar otra vez al president este lunes, con la llamada del Círculo de Economía a que convoque de manera inmediata elecciones autonómicas, ya que considera que es la única alternativa para "reconducir las aspiraciones de unos y otros por el cauce de la normalidad y la legalidad".

Todo está en ebullición, en peligro de quiebra. El 155 también es cortante en la vida interna del PSOE y su relación con el PSC. El sábado anunció su dimisión de la Ejecutiva federal la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, uno de los referentes del flanco más de izquierdas del socialismo catalán. Desde el independentismo se han hecho llamadas a los senadores del PSC para que voten en contra del 155. Ferraz rebaja la tensión interna y el líder socialista autonómico, Miquel Iceta, niega que va a haber una "ruptura" dentro del PSC.

Siete días, 155 infartos políticos.