NOTICIAS

Los vecinos de Coria del Río se quejan del fuerte olor a combustible en el pueblo

Se ha encontrado en el aire fenol y dimetilacetamila, agentes químicos de origen desconocido que causan dolores de cabeza y picor de ojos y garganta.

23/10/2017 19:09 CEST | Actualizado 23/10/2017 19:10 CEST

Centenares de vecinos de Coria del Río (Sevilla) se concentraron este domingo a las puertas del Ayuntamiento como forma de protesta ante el fuerte olor a hidrocarburos que se percibe en distintas zonas de la localidad desde hace varios días, sin que haya una explicación sobre su origen.

El Consistorio afirma haber elevado escritos a la Subdelegación del Gobierno y a la Connsejería de Medio Ambiente para que aclaren el origen del fuerte olor, que afecta especialmente a una barriada en la entrada del municipio, la Barriada Guadalquivir, cuyos vecinos denunciaron la situación a principios de octubre.

Los vecinos de esta zona se han quejado en los últimos días de fuertes olores como "combustible, gasoil o petróleo", por lo que, inicialmente, se pidió informes a gasolineras de la localidad, que ya han certificado que no hay fugas, con lo que el siguiente paso ha sido pedir que la empresa de gestión del agua, Emasesa, revise los alcantarillados y tome muestras de los pozos.

Esto ha permitido detectar sustancias volátiles no habituales en residuos domésticos, que se utilizan principalmente como aditivos presentes en combustibles, por lo que se sospecha que pueda tratarse de un vertido ilegal. Sin embargo, como ha confirmado a Onda Cero el alcalde de la localidad, Modesto González, "no se ha podido encontrar el origen exacto" del problema. Según los análisis hechos por Medio Ambiente, se ha encontrado fenol y dimetilacetamila en el ambiente, pero aún no se sabe de dónde procede.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha avanzado que técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua van a iniciar una analítica de la calidad del aire en la zona del río y en las conducciones que vierten agua al río, donde se han detectado niveles más altos de lo normal de estas sustancias que con "toda seguridad", dice una nota del departamento, son las causantes de los olores y molestias que han denunciado los ciudadanos. Según los técnicos de la consejería, no suponen un peligro para la población, pero sí una molestia.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, por su parte, ha hecho un "llamamiento a la calma" de los vecinos, ya que "los síntomas de las personas atendidas en los últimos días en el centro de salud de Coria han sido leves, como cefaleas, picor en los ojos y en garganta, principalmente". Sin embargo, los vecinos insisten en que el malestar es importante y que, esta misma mañana, tres residentes en la localidad han tenido que ser enviados en ambulancia a centros sanitarios de mayor calado, afectados por hipertensión o pérdida de conocimiento.

Aunque estos extraños olores son frecuentes en Coria desde hace unos tres años, la situación se ha vuelto insoportable en el último mes, con el otoño seco. Los residentes, en ocasiones, están usando mascarillas o colocando alfombrillas en los bordes de sus puertas y ventanas para evitar que entre el mal olor, especialmente intenso de madrugada.

Asimismo, Facua ha reclamado este lunes a la Junta y al Ayuntamiento de Coria que investiguen el origen de las emisiones que están provocando el malestar de los ciudadanos. La asociación, que alerta de que los efectos son "más agudos en niños pequeños", cree que los gases proceden de un vertido ilegal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El misterio del mal olor que inunda Barcelona

- La contaminación atmosférica causó casi medio millón de muertes prematuras en Europa en 2014

- Las innovaciones que están mejorando la calidad del aire

MÁS SERIES