TENDENCIAS

El alcohol puede ayudarte a hablar otro idioma con más soltura

¿Alguien quiere una copita de vino?

26/10/2017 13:42 CEST | Actualizado 26/10/2017 13:43 CEST
pixdeluxe via Getty Images

Dile "bonjour" a tu nueva excusa favorita para tomarte un vaso de vino.

Un estudio publicado recientemente en la revista Journal of Psychopharmacology muestra que una pequeña cantidad de alcohol mejora la expresión oral en una lengua extranjera. Los investigadores descubrieron que beber ayuda a las personas a hablar una lengua diferente a la nativa con mayor fluidez, incluso aunque piensen que no lo están haciendo bien.

Los autores estudiaron a 50 nativos alemanes que iban a una universidad en Países Bajos, donde las clases se imparten en neerlandés. Todos los sujetos del estudio señalaron que bebían alcohol en algunas ocasiones. Además, los participantes habían aprobado un examen de aptitud en neerlandés.

A cada uno de los voluntarios se le pidió que mantuviera una conversación de dos minutos en neerlandés con un entrevistador y esta charla fue grabada. A la mitad se les dio alcohol antes de la charla, y a la otra mitad, solo agua. La cantidad de alcohol dependía de la masa corporal de la persona (por ejemplo, a un hombre de 68 kilos se le daba una cantidad algo inferior a una pinta de cerveza, es decir, unos 560 mililitros).

Las personas que habían bebido alcohol hablaban un neerlandés más fluido, especialmente en lo referido a la pronunciación.

Después, las conversaciones fueron revisadas por dos nativos neerlandeses, a quienes no se les especificó qué participantes habían bebido alcohol. A los participantes también se les pidió que evaluaran su propio rendimiento.

Aquellos que habían bebido alcohol no evaluaron su rendimiento mejor que aquellos que habían bebido agua, lo que indica que no se sienten más seguros que sus otros compañeros.

No obstante, los nativos neerlandeses no opinaban lo mismo. Según ellos, las personas que habían bebido alcohol hablaban un neerlandés más fluido que aquellos que habían bebido agua, especialmente en lo referido a la pronunciación. En otras destrezas como el vocabulario o la gramática, los nativos dijeron que el nivel de ambos grupos era similar.

¡Ojo! Beber en exceso puede tener el efecto opuesto.

Conviene realizar un par de advertencias. Para empezar, la cantidad de alcohol constituye un factor esencial. Los investigadores sostienen que beber en exceso puede tener el efecto opuesto y empeorar el dominio de la otra lengua debido a la dificultad que causa el alcohol para hablar. Tampoco están claros los niveles de estrés o el estado emocional que tenían los participantes en ese momento (y esos factores pueden favorecer u obstaculizar el desempeño de una persona en otra lengua). Los autores del estudio apuntan que este experimento debería llevarse a cabo con otros idiomas para observar si los efectos son los mismos.

En cualquier caso, los investigadores concluyeron que un poco de alcohol para aumentar la confianza contribuye a mejorar la fluidez.

¿No bebes? Existen otras opciones.

Si no eres muy fan del vino o la cerveza, aquí te proponemos otras maneras de mejorar tu soltura en lenguas extranjeras. Prueba alguno de estos consejos:

Descansa mucho

El cerebro puede asimilar información nueva cuando estamos descansando. Esto no quiere decir que aprendas inglés mientras duermes, pero los estudios demuestran que el cerebro humano puede aprender y comprender nuevos sonidos incluso durante las horas de sueño. Los resultados sugieren que dormir a pierna suelta es esencial para el potencial del cerebro. Bueno, por algo se empieza, ¿no?

Motívate

Los estudios muestran que el nivel de motivación de una persona está directamente relacionado con el éxito en el aprendizaje de nuevas lenguas. Si quieres adquirir fluidez, ponte en serio con ello.

Apúntate las palabras que estás aprendiendo

Escribir durante el proceso de aprendizaje puede ayudar a que el cerebro retenga nueva información. Los estudios señalan que, cuando los estudiantes toman notas usando papel y boli, les resulta más sencillo recordar la información de memoria que cuando lo escriben en un ordenador.

Estudia otra asignatura en esa lengua extranjera

Una investigación llevada a cabo en una clase de instituto en la que los alumnos estaban aprendiendo francés reveló que cuando los alumnos estudian otra asignatura en francés, están más motivados a aprender ese idioma y mejoran su comprensión oral.

¡Cuánto más, mejor!

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.