POLÍTICA

El gobierno municipal de Cádiz tratará de reprobar a Teófila Martínez por sus insultos a Kichi

Teófila Martínez le llamó "cacique" y "fascista".

26/10/2017 10:18 CEST | Actualizado 26/10/2017 10:31 CEST

El alcalde de Cádiz, José María González (Por Cádiz Sí se Puede), junto a los portavoces del equipo de gobierno, Martín Vila y Ana Fernández, han anunciado que pedirán la reprobación de los concejales del PP, Teófila Martínez e Ignacio Romaní, en el Pleno que se celebra este viernes "si no se rectifican los insultos que profirieron al término de la Junta General de la empresa Cádiz 2000".

En una nota, José María González ha asegurado que no sabe si siente "más tristeza o indignación ante episodios" como el que ha "vivido en primera persona, donde el PP, con su comportamiento, tan sólo echa leña al fuego de forma constante en lo que estaba siendo un ejercicio de democracia de esta ciudad".

A juicio de González, "la actitud de la exalcaldesa Teófila Martínez es absolutamente lamentable e inaceptable". En este sentido, ha señalado que "en el orden del día lo que se debatía era la petición de solicitud de una serie de informes por parte del PSOE, que tenía como objetivo evaluar o calibrar las consecuencias de la paralización del proceso de municipalización".

Así, ha explicado que "siendo razonable y usando la prerrogativa que tengo como presidente de la Junta General, es de sentido común dejar los temas sobre la mesa a la espera de esos resultados para proceder a votar sobre el mismo y sobre los puntos que venían después propuesto".

"TOTALMENTE FUERA DE SÍ. DESATADOS"

Según ha explicado el alcalde, fue entonces cuando "empiezan los insultos y descalificaciones por parte de una Teófila Martínez y un Ignacio Romaní totalmente fuera de sí, desatados".

Para José María González, "este tipo de actitud demuestra que tanto Teófila Martínez como su partido aún no han digerido que no son ya el gobierno de esta ciudad". "Es totalmente inaceptable ver a mi antecesora en el cargo, a la que fuera alcaldesa durante 20 años, proferir toda clase de exabruptos e insultos en un tono incendiario", ha añadido.

El alcalde también ha hecho referencia al "insulto" de "cobarde" dicho por el concejal Ignacio Romaní, y se ha preguntado si "es una amenaza velada", ya que "cobarde es el que tiene medio". Así, tras preguntar "de qué" tiene que tener miedo, González ha asegurado que no tiene miedo "porque somos honestos".

"Podemos mirar a nuestros vecinos a la cara y decir que lo que estaba haciendo el PP, y lo dice un fiscal, es favorecer un proceso de privatizaciones que beneficiaban a unos pocos y que eran después los que les financiaban las campañas electorales', ha afirmado el alcalde, que ha añadido que 'eso lo podemos decir a la ciudadanía con los resultados de la investigación del a trama Gürtel".

Finalmente, el alcalde ha incidido en que no es "ni un cacique ni un fascista por realizar un proceso de municipalización ni por intentar llevar a cabo el programa electoral. No soy ni cacique ni fascista por intentar gobernar esta ciudad pese a ellos", ha concluido.