POLÍTICA

Puigdemont descarta convocar elecciones y deja en manos del Parlament la respuesta al 155

Lo justifica en que no hay "garantías" para que haya unas elecciones sin 155.

26/10/2017 17:21 CEST | Actualizado 26/10/2017 18:48 CEST

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no convocará elecciones al entender que no existen "garantías" para evitar el impacto en las instituciones de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y ha dejado en manos del Parlament la respuesta ante las medidas del Gobierno.

El president ha hecho una declaración institucional en la Galería Gótica del Palau de la Generalitat a las 17.00 horas, antes de que empezara el Pleno del Parlament a las 18.00 horas en el que se debatirá la respuesta a la aplicación del 155 y que podría llegar a votar una declaración unilateral de independencia. De manera paralela, en el Senado se reúne la Comisión que aprobará el dictamen del 155, que deberá ser ratificado por el Pleno de la Cámara Alta este viernes a partir de las diez de la mañana.

Esta comparecencia de Puigdemont se ha producido después de unas horas marcadas por la incertidumbre y constantes reuniones entre el presidente con miembros de su Govern y diputados del Junts pel Sí. De hecho, en un primer momento iba a ser a las 13.30 horas para supuestamente anunciar el adelanto electoral y luego se pospuso a las 14.30 horas, suspendiéndose en último momento.

Puigdemont ha reconocido que estaba dispuesto a convocar esos comicios, siempre y cuando se diesen garantías para su celebración dentro de la absoluta normalidad. Pero, ha agregado, no existen garantías que justifique ese adelanto electoral.

Ha comentado que ha intentado "obtener" esas garantías, pero que no ha tenido una "respuesta responsable" del Partido Popular. Por lo tanto, ha asegurado que ahora le corresponde al Parlament la respuesta al artículo 155. Lo que no se ha atrevido el presidente catalán ha sido a hacer una declaración unilateral de independencia, como le pide la mayoría del soberanismo, y que podría producirse a través del Parlament en las próximas horas. El Pleno arrancaba a las 18.00 horas, y los grupos podrán presentar resoluciones, que serían votadas en principio este viernes a las 12 de la mañana.

"He estado dispuesto a convocar estas elecciones siempre y cuando se diesen unas garantías que permitiesen su celebración en absoluta normalidad. No hay ninguna de estas garantías que justifiquen hoy la convocatoria de elecciones al Parlament", ha señalado concretamente.

Getty Images

Para Puigdemont, la aplicación del 155 es "abusiva" y está "fuera de la ley". A su juicio, busca "erradicar no solo el soberanismo, sino la tradición del catalanismo". "No acepto esas medidas por injustas y esconden sin disimular la actitud vengativa de un Estado derrotado el 1-O", ha añadido el president, que ha lamentado que "tampoco" hay una "intención de parar la represión".

Y ha manifestado que "nadie podrá reprochar" y "nadie tiene derecho a decir" que la parte catalana no tiene voluntad de diálogo y de hacer política. "Nadie podrá decir que no he estado dispuesto a hacer sacrificios para facilitar el diálogo", ha remachado.

El jefe del Ejecutivo catalán ha cargado contra el Gobierno criticando la irresponsabilidad de hacer una política "al clamor" del "a por ellos", en vez de un "con ellos". A juicio de Puigdemont, el Partido Popular ha aprovechado esta opción para añadir "tensión en un momento en que lo que hace falta es máxima distensión y diálogo".

Ha vuelto a hacer una llamada durante las próximas horas al "compromiso con la paz y el civismo". "Solamente de esta manera podremos acabar ganando", ha sentenciado.

Carles Puigdemont