POLÍTICA

Santamaría defiende en el Senado la aplicación del 155 para "rescatar" a Cataluña

La vicepresidenta dice en la comisión del 155 que es "el principio del fin de una reiterada desobediencia a la ley".

26/10/2017 19:31 CEST | Actualizado 26/10/2017 19:38 CEST
EFE
Sáenz de Santamaría

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido este jueves la aplicación del artículo 155 de la Constitución para "rescatar" a Cataluña de la "irresponsabilidad política" y abrir una nueva etapa que suponga "el principio del fin de una reiterada desobediencia a la ley".

Sáenz de Santamaría, en su defensa del 155 ante la comisión del Senado encargada de tramitarlo, ha subrayado que, recurriendo a ese artículo, el Gobierno cumple con una obligación "legal, democrática y política".

La reunión de esta comisión, paso previo a la aprobación definitiva del 155 mañana en el Senado, ha coincidido con la comparecencia en el Palau de la Generalitat del president catalán, Carles Puigdemont.

"SE HAN ROTO LAS ENSOÑACIONES Y LOS ENGAÑOS"

A juicio de la vicepresidenta, los independentistas, en su empeño por construir una nueva Cataluña, han echado por tierra la mejor Cataluña de su historia, emprendedora, dinámica, acogedora, abierta y orgullo de todos los españoles y todos loa catalanes.

"No podemos olvidar esa Cataluña. Tenemos que rescatarla por mucho que algunos intenten imponer una nueva fuera de la ley", ha resaltado antes de subrayar que "no han traído la tierra prometida".

Considera que ya "se han roto las ensoñaciones y los engaños" y se está viendo la realidad de lo que supone el independentismo, con huida de empresas y entidades financieras, reducción del turismo y del consumo y "la sombra" de la desaceleración o la recesión.

La vicepresidenta ha explicado que el artículo 155 es "tan legítimo y democrático" como todo el título VIII de la Constitución, el mismo, ha dicho, que reconoce y regula el autogobierno de Cataluña y del resto de comunidades.

Ha recordado que otros países tienen un mecanismo similar y ya se tuvo que recurrir a él para hacer frente en 1989 a una actuación del Gobierno canario sin que tuviera que llegarse a adoptar medidas.

"Dentro de la excepcionalidad, no faltan referentes ni en el derecho comparado ni en nuestra historia democrática. Lo que no encontramos -ha puntualizado- es una referencia semejante a la actitud y actuaciones de las autoridades de Cataluña".

DICE QUE SOLO HA HABIDO "RUIDO" POR PARTE DE LA GENERALITAT

Tras recordar que el Gobierno ha recurrido al 155 con el apoyo de los grandes partidos constitucionalistas, ha lamentado que Puigdemont no haya respondido en ningún momento a los requerimientos del Gobierno.

Desde que el pasado sábado el Ejecutivo planteara las medidas del 155, ha dicho que sólo ha habido "ruido" por parte de la Generalitat.

Ha subrayado que el 155 no puede interpretarse como el principio de un nuevo centralismo político, sino como "el principio del fin de una reiterada desobediencia a la ley, al interés general y al uso del autogobierno en contra de la propia autonomía.

"Se trata de proteger el autogobierno de Cataluña frente al desgobierno de los independentistas", ha resaltado antes de asegurar que con el 155 se da un paso a favor del Estado de derecho, de la lealtad entre instituciones y del respeto a la pluralidad y la diversidad.

ABANDONA LA COMISIÓN POR AFONÍA

Después de su intervención, Sáenz de Santamaría ha tenido que abandonar la comisión del Senado debido a una fuerte afonía.

Durante el turno de portavoces, y cuando la comisión llevaba algo más de hora y media, el presidente de la comisión y del Senado, Pío García-Escudero, ha pedido disculpas en nombre de Sáenz de Santamaría y ha explicado que ha tenido que ausentarse porque no se encontraba bien.

Sáenz de Santamaría intervino al comienzo de la comisión, después de la exposición de la ponente, la senadora del PP Clara San Damián, y entonces ella ya se excusó por su poca voz.

Después, en un momento en el que ha salido de la sala, la vicepresidenta aludió a su afonía cuando fue abordada por los periodistas y rechazó hacer declaraciones argumentado en tono casi inaudible que necesitaba recuperar su voz.

Estaba previsto que ella también cerrara la comisión, una vez que hayan intervenido todos los portavoces.

MÁS SERIES